martes, 15 de junio de 2010

OPERAN A NIÑO QUE TENIA EN SU CUERPO AGUJAS DE COCER INTRODUCIDA POR SU PADRASTRO


Operan con éxito al niño con agujas







Médicos en Brasil operaron este viernes al niño que tenía decenas de agujas de coser en su cuerpo, extrayéndole cuatro que estaban en sus pulmones y cerca del corazón, presuntamente introducidas por su padrastro en una serie de rituales mágicos.

La operación duró unas cuatro horas y el niño se encontraba estable luego del procedimiento, según reportaron autoridades del hospital Ana Neri, de la ciudad de Salvador de Bahía, en el noreste del país.


Si bien quedan aún decenas de agujas dentro del cuerpo de niño, se extrajeron las que se consideraban las más peligrosas para su vida. Las otras agujas se encuentran en el tórax y en las piernas.


El menor sufre de una infección debido a la aguja que tenía cerca del corazón, pero está bajo control gracias a los antibióticos que le suministraron antes de la operación.


Dependiendo de la recuperación del niño, los médicos decidirán cuándo realizarle al menos dos cirugías más.


Según informó la periodista de BBC Mundo Veronica Smink, los médicos ya habían advertido que no podrían sacar todas las agujas de una vez, debido a que muchas están demasiado cerca de órganos vitales.


En un principio, los médicos habían calculado que el niño tenía unas 50 agujas de coser dentro de su cuerpo. Luego de realizarle varias pruebas, creen que tendría unas 30.




Agujas “benditas”

La policía informó que el padrastro de la víctima, Roberto Carlos Magalhaes -un albañil de 30 años- confesó haber introducido las “agujas bendecidas” en el cuerpo de su hijastro porque se lo pidió su amante mientras estaba en trance.


El padrastro le confesó a la policía que él le incrustó las agujas siguiendo las órdenes de su amante.


Magalhaes le declaró a la policía que los rituales fueron llevados a cabo varias veces en el transcurso de un mes para intentar mantener a la pareja unida.


Las autoridades sospechan que la amante en cuestión buscaba vengarse de la esposa de Magalhaes hiriendo a su hijo.


El inspector policial Helder Fernandes Santana declaró a agencias de noticias que la amante, Angelina Ribeiro dos Santos, de 47 años, pagó para que las agujas de cinco centímetros fueran “bendecidas” por una mujer que practica una religión afrobrasileña.


Magalhaes y dos Santos están bajo arresto, aunque todavía no se han presentado cargos en su contra.


El diario brasileño O Globo reportó que la presunta mai, la mujer que bendijo las agujas, es María dos Anjos do Nascimento, de 56 años, quien también está en prisión preventiva.


Los funcionarios de Salvador de Bahía indicaron que habían comenzado a sospechar del padrastro después de las declaraciones de su madre, quien afirmó que cada vez que se llevaba a pasear al niño, éste se ponía nervioso y temeroso.


Días atrás, el menor fue llevado por su madre al hospital Barreiras por vómitos y quejándose de dolor en el estómago. Al ser sometido a rayos X, se le detectaron decenas de agujas en todo el cuerpo, tras lo cual las autoridades del centro hospitalario alertaron a la policía.