martes, 27 de julio de 2010

EL BEBE QUE HA ASOMBRADO AL MUNDO ENTERO


 

Una vez más comprobamos que la naturaleza es caprichosa y exenta de algunas leyes que creíamos innegables. Nos lo viene a confirmar el nacimiento en Londres de esta niña rubia con padres negros, de origen nigeriano
La primera reacción y obvia, es pensar que se trata de un bebé albino, pero no lo es, según han confirmado los médicos. La segunda, mal pensada, es creer que el padre tenga que limarse los cuernos para no rayar el techo de la habitación, lo cual tampoco es, palabra de la madre y de las pruebas de ADN. La tercera, quizá haya entre los antepasados algún rubio del que el bebé heredara cierto parecido, pero los padres aseguran que no lo hay.

¿Entonces, qué podemos pensar?, ¿por dónde buscamos? Lo más posible es que se trate de una mutación genética, y que el gen que da las características de color rubio vino a instalarse en el lugar donde le correspondía al negro.

Han decidido bautizarla con el nombre de Nmachi, que significa “la belleza de Dios”. ¿No habrá algo más específico? Como, por ejemplo, “Rubia de padres negros” o “Gota de leche en café.” No lo sé. Y es que “La belleza de Dios” se podría aplicar a cualquier bebé, ya que todos los padres piensan lo mismo de su hijo. Pero ¿un hijo rubio de padres negros? Vamos, es para dar un nombre más grandioso. En fin, para reafirmar las cosas, lo hermanitos de Nmachi son negros como la noche.

¿Mutación genética? Aunque es muy probable que así sea no deja de ser muy interesante para los científicos, médicos y genetistas, porque es una mutación muy rara. Incluso para un experto genetista, el profesor Bryan Sykes, Jefe de genética humana en la universidad de Oxford, que ha calificado el hecho simplemente como de extraordinario. Comenta que hay que buscar bien en los ancestros de la familia, quizá hay alguno por hay de color más claro. “El pelo del bebé es extremadamente inusual. Incluso cualquier bebé rubio no tiene el pelo como esta niña.”

Hay algunos ejemplos interesantes pero aún así no son tan inexplicables como este. Por ejemplo, el de una pareja en la que ambos eran mestizos, tuvieron gemelos, una negra y la otra blanca. El fenómeno Nmachi tiene posibilidades de una en un millón.

http://dai.ly/9xmOLa