ROSA

ROSA

jueves, 16 de septiembre de 2010

HORRENDO CRIMEN UN PADRASTRO HABRIA APUÑALADO A BEBE DE TAN SOLO CUATRO MESES


A las 11:00 de la mañana del domingo llegó corriendo al Hospital San Vicente de Paul de Palmira un niño de 14 años con su hermanita de 4 meses en brazos.
La pequeña había sido herida en el corazón con un arma blanca. El gerente del Hospital, Harold Rodríguez, dijo que la niña tenía una herida precordial izquierda y que cuando ingresó ya estaba muy mal. De inmediato fue remitida a cirugía, pero murió mientras era intervenida.

"Lo intentamos, pero no pudimos salvarla. Era muy pequeñita", dijo Rodríguez. Por lo que contó el pequeño en el Hospital, él tenía bajo su cuidado a su hermanita de cuatro meses, a otra hermanita de dos años y a un primito de dos meses cuando un hombre se apareció en la casa y trató, en un comienzo, de ahogar a la pequeña de cuatro meses y después la hirió en el corazón.

El hecho se presentó en el humilde barrio Coronado, ubicado en la comuna 1, al norte de Palmira. La trabajadora social del San Vicente de Paul se fue hasta allá en compañía de la Policía de Menores. Los otros dos pequeños que estaban bajo el cuidado del niño de 14 años quedaron en manos del Instituto de Bienestar Familiar.

Las primeras averiguaciones indican que, al parecer, el agresor sería el padrastro de la niña. Lo que se ha podido establecer es que la madre de la bebé ya no lo quería ver más y que el hombre, en venganza, atentó contra su hijastra. De acuerdo con las investigaciones de la Policía, la mamá de la bebé no se encontraba en Palmira cuando ocurrió el hecho, sino en Barranquilla, y que sus hijos los dejó al cuidado de una tía.

Pero, en la mañana de ayer, la tía tuvo que hacer una diligencia, de acuerdo con la información recopilada por las autoridades, y dejó a todos los pequeños en manos del niño más grande, el de 14 años. El operativo para dar con el paradero del padrastro se desplegó por toda la comuna.