ROSA

ROSA

sábado, 9 de octubre de 2010

EL EXPERIMENTO FILADELFIA TAMBIEN LLAMADO PROYECTO ARCOIRIS

El Experimento Filadelfia, también llamado "Proyecto Arcoiris

Fue a finales de la década de los 60 cuando se comenzaron a divulgar una serie de historias fantásticas, que la seudociencia se encargó de inventar, basándose, como en el caso que nos ocupa, en el contemporáneo temor al hipotético enfrentamiento nuclear entre las potencias militares de entonces, creando colateralmente un sentimiento hacia lo castrense de recelo que, lamentablemente, aún hoy, subyace en nuestra sociedad.

Pero lo más curioso es que lejos de aportar pruebas de su verosimilitud, todas estas historias planteaban nuevos e inquietantes interrogantes. No hay que llevarse a engaño; el único objetivo que perseguían todas ellas era el lucrativo o, dicho de otro modo, el puramente comercial. De hecho, numerosos libros de esta temática figuraron en aquel tiempo en las listas de los más leídos, y dieron, como fruto de sus ventas, pingües beneficios.
Así nació la leyenda del buque invisible, una más de las muchas que hubo, y que incluso tuvo una versión cinematográfica, pero, como veremos a continuación, se encuentra vacía de todo contenido.

El Experimento Filadelfia, también llamado "Proyecto Arcoiris", es el nombre que recibió un supuesto experimento secreto llevado a cabo (según el relato del único supuesto testigo) por la marina estadounidense en los astilleros navales de Filadelfia, en el estado de Pensilvania, durante o antes del 28 de octubre de 1943.

La marina de Estados Unidos comenta que ha buscado archivos que se refieran a éste hecho y no los ha encontrado, ni ha encontrado evidencia de que se intentara, en cambio, muchos detractores consideran que las fuerzas armadas de EEUU esconden a la humanidad estos hechos reales al igual que lo hacen con tantísimas pruebas secretas militares.

Octubre de 1943. Estamos en plena segunda guerra mundial. Albert Einstein mantiene contactos con altor cargos de la Marina norteamericana para llevar a la práctica su teoría del campo unificado, consistente en crear una potentísima área de energía con el fin de alterar la trayectoria rectilínea de las ondas lumínicas, consiguiendo hacer desaparecer, virtualmente, un buque ante los ojos humanos.

Todo estaba previsto para el experimento. El lugar elegido, Filadelfia, y la cobaya, un destructor, el Eldridge (DE-173).
Comienza la prueba. Una neblina verde cubre por completo el buque. De pronto desaparece como por arte de magia. Estaba allí, pero nadie lo veía, aunque se podía apreciar el hueco que dejaba su casco en las tranquilas aguas del puerto. Durante unos instantes el buque era invisible por completo, luego, envuelto en la misma neblina verde en la que desapareció, volvió a materializarse

En principio se asume que la historia ha sido una confusión respecto al método de "desmagnetización" de barcos para evitar las minas magnéticas, se hace a los barcos "invisibles" a las minas. Pero el supuesto experimento Filadelfia habría sido conducido por el Dr. Franklin Reno como una aplicación militar de la teoría unificada o "teoría general de la relatividad" de Albert Einstein.

En resumen, la teoría postula la interrelación entre las fuerzas de la radiación electromagnética y la gravedad. Mediante una aplicación especial de la teoría, se creía posible, usando equipo especializado y suficiente energía, curvar la luz alrededor de un objeto, volviéndolo esencialmente invisible. La Marina habría considerado esto realmente valioso en caso de guerra, pues los Estados Unidos estaban participando en la Segunda Guerra Mundial en ese momento, y decidió aprobar y patrocinar el experimento. Un destructor de escolta, el USS Eldridge (DE-173), fue equipado con el generador requerido en el astillero de Filadelfia.

Las pruebas habrían empezado el verano de 1943, y hasta cierto punto tuvieron éxito al principio. Una prueba, el 22 de julio de 1943, volvió al USS Eldridge (DE-173) casi totalmente invisible, con algunos testigos reportando una "niebla verdosa" —sin embargo, algunos miembros de la tripulación se quejaron de náuseas posteriormente. En ese momento, el experimento fue alterado a petición de la Marina, con el objetivo de hacer al navío invisible a los radares únicamente.

El equipo fue recalibrado y el experimento se llevó a cabo el 28 de octubre. Esta vez, el Eldridge no sólo se volvió totalmente invisible a la vista, sino que de hecho desapareció del área en un relámpago azul. Al mismo tiempo, la base naval estadounidense en Norfolk, Virginia, a 600 km de distancia, un tripulante en sus costas declaró haber visto al Eldridge durante varios minutos, al final de los cuales desapareció, para volver a aparecer en Filadelfia, en sus coordenadas originales —supuestamente un caso accidental de teletransportación.

Según el relato de Carl Allen, los efectos fisiológicos en la tripulación fueron profundos. Casi todos cayeron gravemente enfermos. Algunos sufrieron deterioro mental tras la experiencia —en algunos casos se describen comportamientos esquizofrénicos. Algunos otros miembros desaparecieron —supuestamente "desvanecidos"— y supuestamente cinco elementos fueron fusionados con el metal del navío y otros tantos sufrieron desmaterializaciones de algunas partes de sus cuerpos. Supuestamente, los oficiales navales horrorizados cancelaron el experimento inmediatamente. Según las especulaciones, todos los supervivientes fueron dados de alta; en algunos casos, tras lavarles el cerebro para olvidar los detalles de la experiencia.

Los detalles de éste experimento fueron revelados indirectamente.

Carl Allen/Carlos AllendeEn 1955, K. Jessup, un astrónomo amateur, antes investigador postuniversitario, publicó The Case for the UFO, un examen del fenómeno del OVNI (UFO en inglés) en el que teorizaba los medios de propulsión que un platillo volador del estilo de un OVNI podría utilizar. Jessup especuló que la anti-gravedad o el electromagnetismo pueden ser responsables del comportamiento de vuelo observado en los OVNIs, y lamentó, tanto en el libro como en la publicidad del tour que siguió, que la investigación de los vuelos espaciales se concentrara en el área de los cohetes, y que se pusiera poca atención a otros medios teóricos de vuelo, que él consideraba rendirían más frutos al final.

El 13 de enero de 1956, Jessup recibió una carta de un hombre que se identificaba como "Carlos Miguel Allende". En ella, Allende informaba a Jessup del Experimento Filadelfia, aludiendo a artículos periodísticos de la época de fuentes dudosas como "prueba". Allende también decía haber sido testigo de la desaparición y reaparición del Eldridge mientras trabajaba en un barco mercante que se encontraba cerca, el SS Andrew Furuseth. Incluso mencionó los nombres de otros tripulantes del Andrew Furuseth, y decía saber del destino de algunos miembros de la tripulación del Eldridge tras el experimento, incluyendo uno que dice haber visto "desaparecer" durante una pelea en un bar. Jessup le respondió a Allende con una postal, pidiendo más evidencia y corroboración de la historia, tales como fechas y detalles específicos de la misma. La respuesta llegó varios meses más tarde; sin embargo, esta vez el hombre se identificaba como "Carl M. Allen". Allen dijo que no podría proveer los detalles pedidos por Jessup, pero insinuaba que podrían ser obtenidos a través de la hipnosis. Jessup decidió descontinuar la correspondencia.

La ONR y las notas de Varo

En la primavera de 1957, Jessup fue contactado por la Oficina de Investigación Naval (Office of Naval Research, ONR) de Washington D.C., que le pedía estudiar el contenido de un paquete que habían recibido. Al llegar, el curioso Jessup quedó perplejo al encontrar que una copia de su libro había sido envíada a la ONR en un sobre manila con la leyenda "HAPPY EASTER" (felices pascuas). Además, el libro tenía numerosas notas al margen, y la oficina de la ONR le preguntó a Jessup si tenía idea de quién pudo haberlas hecho.

Las largas anotaciones estaban escritas en tres diferentes colores, y parecían detallar la correspondencia entre tres individuos, de los cuales solo uno tenía nombre: "Jemi". La ONR etiquetó a los otros dos como "Mr. A" y "Mr. B". Las notas se refieren a las otras personas y discuten dos tipos diferentes de "gente" que viven en el espacio. El uso de las mayúsculas y la puntuación era inusual, y detallaba largamente los méritos de varias suposiciones que Jessup hacía en el libro, con referencias oblicuas al Experimento Filadelfia, en una forma que sugería conocimiento previo o superior (por ejemplo, "Mr. B" asegura sobre una teoría de Jessup que "No sabe, no puede saber. sólo adivina").

Basado en el estilo de la escritura y el tema y comparando con las cartas que había recibido previamente, Jessup identificó a "Mr. A" como Carlos Allende/Carl Allen. Otros han sugerido que todas las anotaciones las hizo la misma persona, usando tres plumas diferentes.

La ONR contactó después a Jessup, diciendo que la dirección de la carta de Allende era una casa de campo abandonada. También le informaron a Jessup que la corporación Varo, una firma de investigación, estaba preparando una impresión de The Case for the UFO con las dos cartas y las notas.

Al parecer, se imprimieron alrededor de 100 copias, incluyendo tres enviadas a Jessup.

Jessup trató de sacar provecho del tema, pero su siguiente libro se vendió mal y su editor rechazó algunos escritos más. En 1958 lo dejó su esposa, y sus amigos lo describieron como inestable cuando viajó a Nueva York. Tras su regreso a Florida estuvo envuelto en un accidente automovilístico severo y tardó en recuperarse, aumentando su desánimo. Morris Jessup se suicidó en 1959, (envenenado por los gases de escape de su vehículo).

La muerte de Jessup ha sido tema de muchas especulaciones. Algunos amigos suyos dijeron que Jessup no era el tipo de persona que se suicida. Otros han sugerido que fue asesinado porque se negó a dejar las investigaciones sobre el enigma de los OVNIS. También se dijo que algo tuvieron que ver los hombres de negro. Sin embargo, otros amigos dijeron que Jessup estaba deprimido a causa de problemas personales, y que había anunciado su suicidio a un intimo amigo suyo

 

Carl Allen es un enigma viviente. El verdadero nombre de Carl Allen era Carl Meredith Allen, quien cambió varias veces de nombre y domicilio. Nació en Springdale (Pennsylvania) en mayo de 1925, y se le suponen por lo menos cinco seudónimos. Es el menor de tres hijos; su padre era irlandés y su madre gitana. Se alistó en la Marina de los Estados Unidos el 14 de julio de 1942, y se licenció el 21 de mayo de 1943. En julio de 1943 entró en la marina mercante, que abandonó en octubre de 1952, y desde entonces fue una especie de vagabundo. Se dice que visitó la corporación Varo por invitación de su presidente, y que estuvo en contacto con el doctor Edward U. Condon durante la investigación de OVNIS que realizó en la Universidad de Colorado. Allende reconoció ser el autor de las cartas de Jessup y de las anotaciones que había en el libro enviado a la ONR. Se supone que negó que se tratara de una simple broma. Murió en un asilo de Colorado el 5 de marzo de 1994.

La historia del Experimento Filadelfia se basa, sobre todo, en la información contenida en dos cartas enviadas en 1956 por Carlos Allende (Carl Allen) a Morris Jessup. En la traducción no se han mantenido las faltas de ortografía del original, pero se ha intentado preservar el sorprendente "tono" de Allende.

Primera carta
Estimado doctor Jessup: Su invocación al público para que se mueva en masa sobre sus representantes y haya así suficiente presión colocada en un correcto y suficiente número de lugares donde pueda ser aprobada una ley para que la Teoría del Campo Unificado del doctor Albert Einstein (1925-27) sea puesta en práctica no es nada necesaria. Se usaron los "resultados" de mi amigo Dr. Franklin Reno... Los resultados fueron y son hoy prueba de que la Teoría del Campo Unificado hasta cierto punto es correcta... El "resultado" fue la completa invisibilidad de un barco, tipo destructor, y toda su tripulación. Estaba navegando. (Oct. 1943). El Campo fue efectivo en una forma esferoidal oblata que se extendía cien yardas (más o menos, debido a la posición lunar y latitud) fuera de cada lado del barco. Cualquier persona dentro de esa esfera se volvía de forma vaga pero él también observó a esas personas a bordo de ese barco como si ellas también estuvieran en el mismo estado y sin embargo estuvieran andando sobre nada. Cualquier persona fuera de esa esfera no podía ver nada, salvo la forma claramente definida del casco del barco en el agua...

Quedan muy pocos de la tripulación experimental original ahora, Señor. La mayoría enloqueció, uno salió a través de la pared de su alojamiento a la vista de su mujer e hijo y otros 2 miembros de la tripulación (no volvió a ser visto), dos "se fueron al Fuego" osea se inmovilizaron y se incendiaron mientras llevaban unas brújulas comunes... (ardieron 18 días)... El experimento fue un éxito completo. Los hombres fueron fracasos completos.

Revise periódicos de Filadelfia buscando un parrafito (parte superior de la hoja, interior del periódico cerca del tercio final del periódico, 1944-46 en primavera u otoño o invierno, no en verano) de una noticia describiendo las acciones de los marineros después de su viaje inicial. Asaltaron un local en el astillero de la Marina "Gin Mill" o "Beer Joint" y causaron tanta conmoción y parálisis de las camareras que poco de comprensible se les pudo sacar, que el párrafo y el que lo escribió no lo cree, y dice "Sólo escribí lo que oí y esas mujeres están locas...".

Le pido que haga éste poco de investigación sólo para que se trague la lengua cuando recuerde lo que "pidió que se haga ley".

Muy irrespetuosamente suyo, Carl M. Allen

P.S. Ayudaré más si usted ve que puedo. (Z416175)

Segunda carta (Días después)
Notas de adición y pertenecientes a la misiva:
Quiero mencionar que de algún modo también el Barco Experimental desapareció del muelle de Filadelfia y muy pocos minutos después apareció en otro muelle en Norfolk, Newport News, en la zona de Portsmouth. Éste fue señalado y claramente identificado como el lugar pero entonces el barco, de nuevo desapareció y volvió a su muelle de Filadelfia en sólo unos pocos minutos o menos. Esto también fue notado en los periódicos. Pero he olvidado en qué periódico lo leí o cuándo pasó. Probablemente al final de los experimentos. Podría haber sido en 1956, después de que terminaran los experimentos, no lo puedo decir con seguridad.
Muy sinceramente, Carl M. Allen Estimado señor Jessup: Me pide lo que es equivalente a pruebas positivas de algo que sólo la duplicación de los dispositivos que produjeron "éste fenómeno" podrían darle... Nunca podré satisfacer esa actitud... Puedo ser de alguna ayuda positiva para usted en mi mismo pero para hacerlo requeriría un Hipnotizador, Pentotal Sódico, un grabador y una excelente dactilógrafa para producir material de valor para usted...

Soy un contemplador de las estrellas Sr. Jessup. No lo disimulo y el hecho de que... estoy seguro de que el hombre irá adonde ahora sueña con estar... hacia las estrellas vía la forma de transporte con que tropezó accidentalmente la Marina (para consternación suya) cuando su barco exp. despegó y apareció un minuto después más o menos a varios cientos de millas marinas de distancias... Quizás la Marina ya haya usado éste accidente de transporte para construir sus OVNIS. Eso es un avance desde todos los puntos de vista. ¿A usted qué le parece?

Muy respetuosamente, Carl Allen.

Curiosidades

  • Al barco lo rodeaba una niebla verde, y esto es lo que sucede en la mayoría de los casos reportados en el Triángulo de las Bermudas.
  • Los tripulantes viajaron en octubre de 1943 en los 15 minutos que duro la invisibilidad desde el muelle de Filadelfia a otro muelle en Norfolk, Newport News, en la zona de Portsmouth.
  • Según la leyenda, se afirma que se produjo una pelea en un bar donde los tripulantes supervivientes comenzaron a materializarse y desmaterializarse

Respecto a este supuesto experimento debemos tener en cuenta varios elementos. Por un lado, es una historia sugerida por una única persona mediante unas breves líneas en dos cartas. Así se inició todo el misterio. A esto debemos agregar que la historia involucra a muchísimos participantes (toda la tripulación y todo posible testigo de semejante evento) y a un objeto de gran tamaño (un destructor de escolta de 1200 toneladas). Por otro lado el estilo de escritura evidencia una falta total de coherencia y razonabilidad lógica y discursiva. Es muy semejante al discurso típico de un psicótico en pleno delirio, se los puede encontrar en muchas instituciones mentales. Tengamos en cuenta como pequeño detalle, que cuando se le solicitan "pruebas" no piensa en "testigos materiales" sino que piensa en el mismísimo artefacto (dispositivo) de desaparición, artefacto que por supuesto no puede conseguir, y a cambio se ofrece a sí mismo como prueba, mediante hipnosis y drogas... El problema radica en tomar como verdadero y posible el relato de un único sujeto e intentar encontrar la explicación a dicho relato, así nace el delirio y las teorías conspirativas, como explicación compulsiva de algo incomprendido. Debemos mencionar que es un discurso típicamente "paranoide" en el que todos complotan para el secreto o todos han sido víctimas de "lavado de cerebro", esto significa que no hay forma de demostrar la falsedad de lo dicho, ya que "todo ha sido perfectamente cubierto". Incluso tripulantes de dicha nave han negado conocimiento de tales sucesos, por ejemplo William Van Allen, Capitán del Eldridge entre 1943 y 1945, o bien Ed Tempany, tripulante del mismo barco (ver por ejemplo el documental del canal History's Mysteries que figura abajo en los enlaces externos). Por otro lado se afirma que los oficiales navales horrorizados al ver los resultados cancelaron el experimento inmediatamente, pero esto es difícil de creer, si tenemos en cuenta que los científicos militares no suelen tener "problemas de horror" ante sus experimentos, y la energía y armamento nuclear es un ejemplo evidente de cómo pueden crear artefactos destructivos y perjudiciales sin tener conflictos morales. Finalmente el mismo Carl Allen en el verano de 1969 se presentó en el Cuartel General de la Oficina de Investigación Naval y confesó que todo aquello era una "broma de mal gusto", que eran las "mentiras más delirantes que había escrito nunca". Algunos años después Allen se retractó de su confesión y volvió a insistir en la veracidad de su historia

 

Charles Berlitz; "The Philadelphia Experiment - Project Invisibility" (1979)

Stewart Raffill; "The Philadelphia Experiment" (1984), Productor: John Carpenter