ROSA

ROSA

sábado, 30 de octubre de 2010

HIMNOS NACIONALES

HIMNO NACIONAL DE FRANCIA - LA MARSELLESA
Marchemos, hijos de la patria,
Que ha llegado el día de la gloria
El sangriento estandarte de la tiranía
Está ya levantado contra nosotros (bis)
¿ No oís bramar por las campiñas
A esos feroces soldados?
Pues vienen a degollar
A nuestros hijos y a nuestras esposas

¡ A las armas, ciudadanos!
¡ Formad vuestros batallones!
Marchemos, marchemos,
Que una sangre impura
Empape nuestros surcos.
¿ Qué pretende esa horda de esclavos,
De traidores, de reyes conjurados?
¿ Para quién son esas innobles trabas
y esas cadenas

Tiempo ha preparadas? (bis)
¡ Para nosotros, franceses ! Oh, qué ultraje ! (bis)
¡ Qué arrebato nos debe excitar!
Es a nosotros a quienes pretenden sumir
De nuevo en la antigua esclavitud
¡ Y qué ! Sufriremos que esas tropas extranjeras
Dicten la ley en nuestros hogares,
Y que esas falanges mercenarias

Venzan a nuestros valientes guerreros? (bis)
¡ Gran Dios ! Encadenadas nuestras manos,
Tendríamos que doblegar las frentes bajo el yugo!
Los dueños de nuestro destino
No serían más que unos viles déspotas.
¡ Temblad ! tiranos, y también vosotros, pérfidos,
Oprobio de todos los partidos!
¡ Temblad ! Vuestros parricidas proyectos
Van al fin a recibir su castigo. (bis)

Todos son soldados para combatiros.
Si perecen nuestros héroes.
Francia produce otros nuevos
Dispuestos a aniquilaros.
¡ Franceses, como magnánimos guerreros

Sufrid o rechazad los golpes !
Perdonad estas pobres víctimas
Que contra su voluntad se arman contra nosotros.
Pero esos déspotas sanguinarios,
Pero esos cómplices de Bouillé,
Todos esos tigres que, sin piedad,
Desgarran el corazón de su madre ...

Nosotros entramos en el camino
Cuando ya no existan nuestros mayores ;
Allí encontraremos sus cenizas
Y la huella de sus virtudes. (bis)
No estaremos tan celosos de seguirles
Como de participar de su tumba ;
¡ Tendremos el sublime orgullo
De vengarles o de seguirles !

¡ Amor sagrado de la patria,
Conduce y sostén nuestros brazos
vengadores !
¡ Libertad, libertad querida,
Pelea con tus defensores (bis)
¡ Que la victoria acuda bajo tus banderas
Al oír tus varoniles acentos !
¡ Que tus enemigos moribundos
Vean tu triunfo y nuestra gloria !
HIMNO NACIONAL DEL PERU
Somos libres, seámoslo siempre,
y antes niegue sus luces el sol,
que faltemos al voto solemne
que la patria al Eterno elevó.

Largo tiempo el peruano oprimido
la ominosa cadena arrastró;
condenado a cruel servidumbre
largo tiempo en silencio gimió.
Mas apenas el grito sagrado
!Libertad! en sus costas se oyó,
la indolencia de esclavo sacude,
la humillada cerviz levantó.

Ya el estruendo de broncas cadenas
que escuchamos tres siglos de horror,
de los libres al grito sagrado
que oyó atónito el mundo, cesó.
Por doquier San Martín inflamado,
libertad, libertad, pronunció,
y meciendo su base los Andes
la anunciaron, también, a una voz.

Con su influjo los pueblos despiertan
y cual rayo corrió la opinión;
desde el istmo a las tierras del fuego,
desde el fuego a la helada región.
Todos juran romper el enlace
que Natura a ambos mundos negó,
y quebrar ese cetro que España
reclinaba orgullosa en los dos.
Lima, cumple ese voto solemne,
y, severa, su enojo mostró.
al tirano impotente lanzando,
que intentaba alargar su opresión.
A su esfuerzo saltaron los grillos
y los surcos que en sí reparó,
le atizaron el odio y venganza
que heredara de su Inca y Señor.

Compatriotas, no más verla esclava
su humillada tres siglos gimió,
para siempre jurémosla libre
manteniendo su propio esplendor.
Nuestros brazos, hasta hoy desarmados
estén siempre cebando el cañón,
que algún día las playas de Iberia
sentirán de su estruendo el terror.

En su cima los Andes sostengan
la bandera o pendón bicolor,
que a los siglos anuncie el esfuerzo
que ser libres, por siempre nos dio.
A su sombra vivamos tranquilos,
y al nacer por sus cumbres el sol,
renovemos el gran juramento
que rendimos al Dios de Jacob

HIMNO NACIONAL DE ESTADOS UNIDOS
Amanece: ¿no veis, a la luz de la aurora,

Lo que tanto aclamamos la noche al caer?
Sus estrellas, sus barras flotaban ayer
En el fiero combate en señal de victoria,
Fulgor de cohetes, de bombas estruendo,
Por la noche decían: "!Se va defendiendo!"
Coro:
!Oh, decid! ¿Despliega aún su hermosura estrellada,
Sobre tierra de libres, la bandera sagrada?
En la costa lejana que apenas blanquea,
Donde yace nublada la hueste feroz
Sobre aquel precipicio que elévase atroz
¡Oh, decidme! ¿Qué es eso que en la brisa ondea?
Se oculta y flamea, en el alba luciendo,
Reflejada en la mar, donde va resplandeciendo
Coro:
!Aún allí desplegó su hermosura estrellada,
Sobre tierra de libres, la bandera sagrada!
¡Oh así sea siempre, en lealtad defendamos
Nuestra tierra natal contra el torpe invasor!
A Dios quien nos dio paz, libertad y honor,
Nos mantuvo nación, con fervor bendigamos.
Nuestra causa es el bien, y por eso triunfamos.
Siempre fue nuestro lema "¡En Dios confiamos!"
Coro:
!Y desplegará su hermosura estrellada,
Sobre tierra de libres, la bandera sagrada

 

HIMNO NACIONAL DE ALEMANIA
Alemania, Alemania sobre todo,
sobre todo en el mundo,
si siempre se queda unida fraternalmente
para la protección y la defensa.

Desde el río Mosa hasta río Niemen,
Desde el río Adigio hasta el Belt,
: Alemania, Alemania sobre todo,
¡sobre todo en el mundo! :
Mujeres alemanas, lealtad alemana,
Vino alemán y canciones alemanas
Seguirán muy altamente estimados

En todo el mundo,
Y nos inspirarán a hazañas nobles
Toda nuestra vida.
: ¡Mujeres alemanas, lealtad alemana,
Vino alemán y canciones alemanas! :

Unidad y justicia y libertad
Para la patria alemana;
Eso persigamos todos
Fraternalmente con corazón y mano.
Unidad y justicia y libertad
Son el voto de la felicidad;
 Florece en la gloria de esta bendición,
Florece, patria alemana. :

HIMNO DE ARGENTINA
Oíd, mortales, el grito sagrado:
"¡Libertad, libertad, libertad!"
Oíd el ruido de rotas cadenas,
ved en trono a la noble igualdad.

Ya su trono dignísimo abrieron
las Provincias Unidas del Sud
y los libres del mundo responden:

"Al gran pueblo argentino, ¡salud!
Al gran pueblo argentino, ¡salud!"
Y los libres del mundo responden:
"Al gran pueblo argentino, ¡salud!"

Sean eternos los laureles
que supimos conseguir,
que supimos conseguir.

Coronados de gloria vivamos...
¡o juremos con gloria morir!,
¡o juremos con gloria morir!,
¡o juremos con gloria morir!

HIMNO DE MEXICO
Mexicanos, al grito de guerra
El acero aprestad y el bridón,
Y retiemble en sus centros la tierra
Al sonoro rugir del cañón.
Y retiemble en sus centros la tierra
Al sonoro rugir del cañón.
(I)
Ciña ¡oh Patria! tus sienes de oliva
De la paz el arcángel divino,
Que en el cielo tu eterno destino,
Por el dedo de Dios se escribió;
Mas si osare un extraño enemigo,
Profanar con su planta tu suelo,
Piensa ¡oh Patria querida! que el cielo
Un soldado en cada hijo te dio,
Un soldado en cada hijo te dio.
(II)
¡Guerra, guerra sin tregua al que intente
De la patria manchar los blasones!
¡Guerra, guerra! Los patrios pendones
En las olas de sangre empapad.
¡Guerra, guerra! En el monte, en el valle
Los cañones horrísonos truenen
Y los ecos sonoros resuenen
Con las voces de ¡Unión! ¡Libertad!
(III)
Antes, patria,
que inermes tus hijos
Bajo el yugo su cuello dobleguen,
Tus campiñas con sangre se rieguen,
Sobre sangre se estampe su pie.
Y tus templos, palacios y torres
Se derrumben con hórrido estruendo,
Y sus ruinas existan diciendo:
De mil héroes la patria aquí fue.
(IV)
¡Patria! ¡Patria! tus hijos te juran
Exhalar en tus aras su aliento,
Si el clarín con su bélico acento,
Los convoca a lidiar con valor:
¡Para ti las guirnaldas de oliva!
¡Un recuerdo para ellos de gloria!
¡Un laurel para ti de victoria!
¡Un sepulcro para ellos de honor!
¡Un sepulcro para ellos de honor!

 
HIMNO NACIONAL DE ITALIA
Hermanos de Italia,
Italia despierta,
el yelmo de Escipión
se ciñe a la cabeza.

¿Dónde está la Victoria?
Ofrezca ésta la cabellera
que esclava de Roma
Dios la creó.
Estrechémonos en cohorte,
preparados para la muerte;
Italia llamó.

Nosotros desde hace siglos
pisoteados, humillados estamos,
porque no somos un pueblo,
porque estamos divididos.

Una única bandera nos aune,
una Esperanza:
de unirnos
ya la hora sonó.
Estrechémonos en cohorte,
preparados para la muerte;
Italia llamó.

Unámonos, amémonos,
la unión y el amor
revelan a los pueblos
las vías del Señor.
Juramos liberar
el suelo natal:

unidos por Dios,
¿quién nos puede vencer?
Estrechémonos en cohorte,
preparados para la muerte;
Italia llamó.

Desde los Alpes a Sicilia,
Donde se quiera que haya un Legnano
Todo hombre de Ferruccio
tiene el corazón,
tiene la mano.

Los niños de Italia
Se llaman Balilla
El sonidos las trompetas llamó
a las Vísperas

Estrechémonos en cohorte,
preparados para la muerte;
Italia llamó.
Juncos doblados son
las espadas vendidas

Ya el águila de Austria
las plumas perdió;
La sangre de Italia,
la sangre polaca
bebió con el cosaco,
pero el corazón le quemaron.
Estrechémonos en cohorte,
preparados para la muerte;
Italia llamó.
HIMNO NACIONAL DE CHILE
Dulce Patria, recibe los votos
con que Chile en tus aras juró
que o la tumba serás de los libres
o el asilo contra la opresión.
I
Ciudadanos: el amor sagrado
de la patria os convoca a la lid:
libertad es el eco de alarma
la divisa: triunfar o morir.
El cadalso o la antigua cadena
os presenta el soberbio español:
arrancad el puñal al tirano
quebrantad ese cuello feroz.
II
Habituarnos quisieron tres siglos
del esclavo a la suerte infeliz
que al sonar de sus propias cadenas
más aprende a cantar que a gemir.
Pero el fuerte clamor de la Patria
ese ruido espantoso acalló
y las voces de la Independencia
penetraron hasta el corazón.
III
En sus ojos hermosos la Patria
nuevas luces empieza a sentir
y observando sus altos derechos
se ha encendido en ardor varonil.
De virtud y justicia rodeada
a los pueblos del orbe anunció
que con sangre de Arauco ha firmado
la gran carta de emancipación.
IV
Los tiranos en rabia encendidos
y tocando de cerca su fin
desplegaron la furia impotente,
que aunque en vano se halaga en destruir.
Ciudadanos mirad en el campo
el cadáver del vil invasor...;
que perezca ese cruel que el sepulcro
tan lejano a su cuna buscó
V
Esos valles también ved, chilenos,
que el Eterno quiso bendecir,
y en que ríe la naturaleza
aunque ajada del déspota vil
Al amigo y al deudo más caro
sirven hoy de sepulcro y de honor:
mas la sangre del héroe es fecunda
y en cada hombre cuenta un vengador.
VI
Del silencio profundo en que habitan
esos Manes ilustres, oíd
que os reclamen venganza, chilenos,
y en venganza a la guerra acudid.
De Lautaro, Colo-Colo y Rengo
reanimad el nativo valor
y empeñad el coraje en las fieras
que la España a extinguirnos mandó.
VII
Esos monstruos que cargan consigo
el carácter infame y servil,
¿cómo pueden jamás compararse
con los héroes del Cinco de Abril?
Ellos sirven al mismo tirano
que su ley y su sangre burló;
por la Patria nosotros peleamos
nuestra vida, libertad y honor.
VIII
Por el mar y la tierra amenazan
los secuaces del déspota vil
pero toda la naturaleza
los espera para combatir:
el Pacífico al Sud y Occidente
al Oriente los Andes y el Sol
por el Norte un inmenso desierto
y el centro libertad y unión.
IX
Ved la insignia con que en Chacabuco
al intruso supisteis rendir
y el augusto tricolor que en Maipo
en un día de triunfo nos dio mil.
Vedle ya señoreando el océano
y flameando sobre el fiero león
se estremece a su vista el íbero
nuestros pechos inflama el valor.
Ciudadanos la gloria presida
de la Patria el destino feliz,
y podrán las edades futuras
a sus padres así bendecir.

HIMNO DE COLOMBIA
¡Oh gloria inmarcesible!
¡Oh júbilo inmortal!
En surcos de dolores
El bien germina ya,
El bien germina ya.
¡Oh gloria inmarcesible!
¡Oh júbilo inmortal!
En surcos de dolores
El bien germina ya.
(I)
Cesó la horrible noche,
La libertad sublime
Derrama las auroras
De su invencible luz.
La humanidad entera,
Que entre cadenas gime,
Comprende las palabras
Del que murió en la Cruz.
(II)
"Independencia" grita
El mundo americano;
Se baña en sangre de héroes
La tierra de Colón.
Pero este gran principio:
"El Rey no es soberano",
Resuena, y los que sufren
Bendicen su pasión.

HIMNO DE CUBA
Al combate, corred, bayameses,
Que la Patria os contempla orgullosa;
No temáis una muerte gloriosa,
Que morir por la Patria es vivir.

En cadenas vivir, es vivir
En afrenta y oprobio sumido;
Del clarín escuchad el sonido;
¡A las armas, valientes, corred!

En cadenas vivir, es vivir
En afrenta y oprobio sumido;
Del clarín escuchad el sonido;
¡A las armas, valientes, corred!


HIMNO DE VENEZUELA
Gloria al bravo pueblo
que el yugo lanzó,
la ley respetando,
la virtud y honor.
(I)
¡Abajo cadenas!
gritaba el señor,
y el pobre en su choza
libertad pidió.
A este santo nombre
tembló de pavor
el vil egoísmo
que otra vez triunfó.
(II)
Gritemos con brío:
¡Muera la opresión!
Compatriotas fieles,
la fuerza es la unión;
y desde el Empíreo
el Supremo Autor
un sublime aliento
al pueblo infundió.
(III)
Unida con lazos
que el cielo formó,
la América toda
existe en Nación;
y si el despotismo
levanta la voz,
seguid el ejemplo
que Caracas dio.

HIMNO DE RUSIA
Rusia es nuestra patria sagrada,
Rusia es nuestro amado país.
Una Potente voluntad, una gran gloria —
¡Son tu herencia por todos los tiempos!

¡Sé gloriosa, nuestra patria libre
La eterna unión de pueblos hermanos,
La sabiduría popular dada por nuestros antepasados!
¡Sé glorioso, país! ¡Estamos orgullosos de tí!
Desde los mares sureños hasta las regiones polares
Se extienden nuestros bosques y campos.
Eres única, eres inimitable,
Protegida por Dios, tierra nativa.

Un vasto espacio para sueños y vidas
Nos abren los años futuros
Nos da fuerza la lealtad a la patria
¡Así fue, así es y así será siempre

HIMNO DE ISRAEL
Mientras en lo profundo del corazón
palpite un alma judía,
y dirigiéndose hacia el Oriente
un ojo viste a Sión.

No se habrá perdido nuestra esperanza;
la esperanza de dos mil años,
de se un pueblo libre en nuestra tierra:
la tierra de Sión y Jerusalén

HIMNO DE GUATEMALA
¡Guatemala feliz...! que tus aras
no profane jamás el verdugo;
ni haya esclavos que laman el yugo
ni tiranos que escupan tu faz.
Si mañana tu suelo sagrado
lo amenaza invasión extranjera,
libre al viento tu hermosa bandera
a vencer o a morir llamará.
CORO
Libre al viento tu hermosa bandera
a vencer o a morir llamará;
que tu pueblo con ánima fiera
antes muerto que esclavo será.
De tus viejas y duras cadenas
tú forjaste con mano iracunda,
el arado que el suelo fecunda
y la espada que salva el honor.
Nuestros padres lucharon un día
encendidos en patrio ardimiento,
y lograron sin choque sangriento
colocarte en un trono de amor.
CORO
Y lograron sin choque sangriento
colocarte en un trono de amor,
que de patria en enérgico acento
dieron vida al ideal redentor.
Es tu enseña pedazo de cielo
en que prende una nube su albura,
y ¡ay! de aquel que con ciega locura
sus colores pretenda manchar.
Pues tus hijos valientes y altivos,
que veneran la paz cual presea,
nunca esquivan la ruda pelea
si defienden su tierra y su hogar.
CORO
Nunca esquivan la ruda pelea
si defienden su tierra y su hogar,
que es tan sólo el honor su alma idea
y el altar de la patria su altar.
Recostada en el ande soberbio,
de dos mares al ruido sonoro,
bajo el ala de grana y de oro
te adormeces del bello Quetzal.
Ave indiana que vive en tu escudo
paladión que protege tu suelo;
¡ojalá que remonte su vuelo,
más que el cóndor y el águila real!
CORO
¡Ojalá que remonte su vuelo,
más que el cóndor y el águila real!
y en sus alas levante hasta el cielo,
GUATEMALA, tu nombre inmortal!

HIMNO DE HOLANDA
Guillermo soy de nombre,
De Nassau, Señor,
A su patria no hay hombre

Más fiel, con más fervor.
Sin tacha, nada empaña
De Orange mi blasón,
Al rey señor de España
Rendí yo siempre honor.

Mi fuerza y confianza
Señor de Ti vendrán,
En ti está mi esperanza,
No me dejes jamás.
Haz, Dios, que hasta la muerte
Te sirva noche y día,
Que con ánimo fuerte
Venza la tiranía.
 
HIMNO DE ECUADOR
¡Salve oh Patria, mil veces! ¡Oh Patria!
¡Gloria a ti! Y a tu pecho rebosa
gozo y paz, y tu frente radiosa
más que el sol contemplamos lucir.
(I)
Indignados tus hijos del yugo
que te impuso la ibérica audacia,
de la injusta y horrenda desgracia
que pesaba fatal sobre ti,
santa voz a los cielos alzaron,
voz de noble y sin par juramento,
de vengarte del monstruo sangriento,
de romper ese yugo servil.
(II)
Los primeros los hijos del suelo
que, soberbio; el Pichincha decora
te aclamaron por siempre señora
y vertieron su sangre por tí.
Dios miró y aceptó el holacausto,
y esa sangre fue germen fecundo
de otros héroes que, atónito, el mundo
vio en tu torno a millares surgir.
(III)
De estos héroes al brazo de hierro
nada tuvo invencible la tierra,
y del valle a la altísima sierra
se escuchaba el fragor de la lid;
tras la lid la victoria volaba,
libertad tras el triunfo venía,
y al león destrozado se oía,
de impotencia y despecho rugir.
(IV)
Cedió al fin la fiereza española,
y hoy, oh Patria, tu libre existencia
es la noble y magnífica herencia
que nos dio, el heroísmo feliz;
de las manos paternas la hubimos,
nadie intente arrancárnosla ahora,
ni nuestra ira excitar vengadora quiera,
necio o audaz, contra si.
(V)
Nadie, oh Patria, lo intente.
Las sombras de tus éeroes
gloriosos nos miran,
y el valor y el orgullo que inspiran
son augurios de triunfos por ti.
Venga el hierro y el plomo fulmíneo,
que a la idea de guerra, y venganza
se despierta la heróica pujanza
que hizo al fiero español sucumbir.
(VI)
Y si nuevas cadenas prepara
la injusticia de bárbara suerte,
¡gran Pichincha! prevén tú la muerte
de la Patria y sus hijos al fin;
hunde al punto en tus hondas entrañas
cuando existe en tu tierra: el tirano
huelle sólo cenizas y en vano
busque rastro de ser junto a ti.

HIMNO DE AUSTRALIA
Todos los australianos alegrémonos,
Porque somos jóvenes y libres;
Hemos suelo de oro y la riqueza de trabajo,
Nuestra casa está ceñido por el mar;
Nuestra tierra abunda en la naturaleza
dones de la belleza rica y rara;
En la página de la historia,
Que cada etapa Advance Australia Fair!
En las cepas alegre luego vamos a cantar,
Advance Australia Fair!"
Verso dos
Cuando Cook galante de Albion sail'd,
Para rastrear amplia océanos o'er,
Verdadero valor inglés le dio en,
Hasta que aterrizó en nuestra costa.
Entonces aquí se plantea vieja bandera de Inglaterra,
La norma de los valientes;
Con todos sus defectos amamos todavía,
"Normas Brittannia la ola!"
En las cepas alegre luego vamos a cantar
"Advance Australia Fair!"
Verso tres
Debajo de nuestra Cruz del Sur, radiante,
Vamos fatigas con el corazón y las manos;
Para hacer esta Comunidad de la nuestra
Renombrado de todas las tierras;
Para aquellos que han venido de allende los mares
Nos hemos llanuras sin límites para compartir;
Con coraje vamos a combinar todos los
Para Advance Australia Fair.
En las cepas alegre luego vamos a cantar
"Advance Australia Fair!"
Verso cuatro
Mientras que otras naciones del mundo
He aquí desde lejos,
Vamos a lugar a alto renombre y brillo
Al igual que nuestro glorioso Estrella del Sur;
De Inglaterra, Escocia, Isla de Erin, que vienen a nuestra suerte
Compartir,
Que todos se combinan con el corazón y la mano Para avanzar en Australia
justo!
En las cepas alegre luego vamos a cantar
"Advance Australia Fair!"
Verse Cinco
Shou'd extranjeras vista e'er enemigo de nuestra costa,
O se atreve un pie a la tierra,
Vamos a despertar a las armas como los toros de antaño
Para proteger a nuestro capítulo nativas;
Brittannia entonces seguramente sabréis,
Más allá de rollo ancho océano, el
Sus hijos en la tierra de Australia feria conservar una británica
alma.
En las cepas de la alegría cantemos
"Advance Australia Fair!"

HIMNO DE BOLIVIA
¡Bolivianos!... ¡el hado propicio
Coronó nuestros votos y anhelo!...
Es ya libre, ya libre este suelo,
Ya cesó su servil condición.
Al estruendo marcial que ayer fuera
Y al clamor de la guerra, horroroso,
Siguen hoy en contraste armonioso
Dulces himnos de paz y de unión.
Coro
De la Patria, el alto nombre
En glorioso esplendor conservemos...
Y, en sus aras de nuevo juremos:
¡morir antes que esclavos vivir!
¡morir antes que esclavos vivir!
(II)
Loor eterno a los bravos guerreros,
Cuyo heróico valor y firmeza,
Conquistaron las glorias que empieza
Hoy Bolivia feliz a gozar.
Que sus nombres el mármol y el bronce
A remotas edades transmitan
y en sonoros cantares repitan:
¡Libertad, Libertad, Libertad!
(III)
Aquí alzó la justicia su trono
que la vil opresión desconoce,
y en su timbre glorioso legose
libertad, libertad, libertad.
Esta tierra inocente y hermosa
que ha debido a Bolívar su nombre
es la patria feliz donde el hombre
goza el bien de la dicha y la paz.
(IV)
Si extranjero poder, algún día,
sojuzgar a Bolivia intentare,
al destino fatal se prepare
que amenaza a soberbio agresor.
Que los hijos del grande Bolívar
han ya mil y mil veces jurado morir
antes que ver humillado de la Patria
el augusto pendón.

HIMNO DE CANADA
¡Oh, Canadá, nuestro hogar y país natal!
Verdadero amor patrio en todos tus hijos mande.
Con corazones ardientes te vemos alzarte:
¡El Verdadero Norte, fuerte y libre!

De lejos y de todas partes, Oh, Canadá,
estamos en guardia por ti.
¡Dios mantenga nuestro país glorioso y libre!
Oh, Canadá, estamos en guardia por ti.
Oh, Canadá, estamos en guardia por ti.
HIMNO DE BRASIL
Allí fue oído, en los márgenes apacibles de Ipiranga,
el grito resonando de una gente heróica,
y el sol de la libertad, en los rayos brillantes,
brillando en este momento en los cielos de la patria.
La promesa de esta igualdad fue asegurada por
nuestros brazos fuertes, en su pecho,
libertad, estamos listos para morir.
¡Oh querida, idolizada patria, viva, viva!

El Brasil, un sueño vivo, un rayo animado
del amor y la esperanza coloca en la tierra,
como en su cielo hermoso, sonriendo y límpido,
la imagen de la cruz meridional brilla resplandeciente.
Un gigante por naturaleza, eres hermoso, fuerte,
un colosos intrépido, y tu futuro refleja esta grandeza.

Patria te adoramos, entre mil tú eres la querida.
Eres la madre apacible de los hijos de esta tierra,
patria querida, el Brasil!
Eternamente puso en una horquilla espléndida,
al sonido del mar y la luz de las profundidades del cielo,

Brasil, destellas, flor de las Américas,
iluminado por el sol del mundo nuevo.
La sonrisa, los campos encantadores
tiene más flores que la tierra más atractiva de otra parte,
nuestros bosques tiene más vida
nuestra vida en su pecho más amor.
¡ Oh querida, idolizada patria, viva,viva!

Brasil, tienes como eterno símbolo la bandera que ves,
y puede el laurel verde de este banderín
hablar de paz en el futuro y de gloria en el pasado.
Pero si levantas un garrote fuerte
en el nombre de la justicia,
verás que un hijo tuyo no se ejecuta,
ni lo hace quién le adora la muerte es propia


HIMNO DEL REINO UNIDO
Dios salve a nuestra graciosa Reina
Larga vida a nuestra noble Reina
¡Dios salve a la Reina!
envíanos a ella victoriosos,
felices y gloriosos,
largo reinado sobre nosotros,
Dios salve a la Reina!

¡Oh Señor Dios,
dispersa a nuestros enemigos,
y hazlos caer!
confunde sus pícaros trucos,
confunde su política,
en ti nuestras esperanzas ponemos,

¡Dios salve a la Reina!
No sólo en esta tierra
Dios misericordioso,
¡de costa a costa!

Señor, haz ver a las naciones,
que los hombres son hermanos,
y forman una familia, en todo el mundo.
De cada enemigo latente,
de los soplidos asesinos,

¡Dios salve a la Reina!
Sobre tu brazo extendido,
para defender la causa Británica,
nuestra madre, princesa, y amiga,
¡Dios salve a la Reina!

Tus regalos más escogidos en la tienda,
vertidos en ella están satisfechos,
¡largo reinado!
ella defiende nuestras leyes,
y siempre nos da motivo,
para cantar con el corazón y la voz,
¡Dios salve a la Reina!
HIMNO DE PARAGUAY
Orientales, la Patria ó la tumba!
¡Libertad ó con gloria morir!
¡Orientales, la Patria ó la tumba!
¡Libertad ó con gloria morir!
Es el voto que el alma pronuncia,
Y que heróicos sabremos cumplir.
Es el voto que el alma pronuncia,
Y que heróicos sabremos cumplir,
Que sabremos cumplir.
Es el voto que el alma pronuncia,
Y que heróicos sabremos cumplir,
Que sabremos cumplir.
¡Sabremos cumplir!
¡Sabremos cumplir, sabremos cumplir!
(II)
¡Libertad, libertad, Orientales!
Este grito a la Patria salvó,
Que a sus bravos en fieras batallas,
De entusiasmo sublime inflamó.
¡Libertad, libertad, Orientales!
Este grito a la Patria salvó,
Que a sus bravos en fieras batallas,
De entusiasmo sublime inflamó.
De este don sacrosanto
La Gloria merecimos
¡Tiranos temblad!
¡Tiranos temblad! ¡Tiranos temblad!
¡Libertad! en la lid clamaremos
y muriendo también Libertad.
¡Libertad! en la lid clamaremos
y muriendo también Libertad.
y muriendo también Libertad.
También Libertad
También Libertad
También Libertad

HIMNO DE NORUEGA
Sí, amamos este país
que se levanta,
rugoso y erosionado, sobre el mar,
con sus millares de hogares.
Lo amamos, lo amamos y pensamos
sobre nuestras madres y padres
y en la saga de tiempos pasados
que enviaron sueños a nuestra tierra
y la saga de tiempos pasados
que enviaron sueños,
que enviaron sueños a nuestra tierra.

Vikingos, en casa y cabaña,
¡Gracias gran Dios!
fue su voluntad proteger el país
aunque las cosas se miraban oscuras.
Mientras nuestros padres peleaban
y nuestras madres lloraban,
nuestro Señor calladamente abrió el camino
de modo que ganáramos nuestros derechos.

Sí, amamos este país
que se levante,
rugoso y erosionado, sobre el mar,
con sus millares de hogares.
y como la lucha de nuestros padres se levantó
de la angustia a la victoria,
también, cuando seamos llamados,
golpearemos por la paz.
También, cuando seamos llamados,
golpearemos por la paz.¡

HIMNO DE ESCOCIA
O Flor de Escocia,

Cuándo volveremos a ver,
a tus semejantes otra vez,
Que lucharon y murieron por,
Tu pequeña montaña y río,
Y resistieron contra él,
el orgulloso ejército de Eduardo,
Y lo envió a casa,
A pensárselo de nuevo.
Las montañas están vacias ahora,

Y las hojas de otoño
caen espesas y quietas,
Nuestra tierra que está perdida ahora,
Que aquéllos fieramente defendieron,
Y resistieron contra él,
el orgulloso ejército de Eduardo,
Y lo envió a casa,
A pensárselo de nuevo.

Esos días han pasado ahora,
Y en el pasado
Deben permanecer,
Pero todavía podemos resurgir,
Y ser la nación una vez más,
Que resistó contra él,
el orgulloso ejército de Edward,
Y lo envió a casa,
A pensárselo de nuevo.

O Flor de Escocia,
Cuándo volveremos a ver,
A tus semejantes otra vez,
Que lucharon y murieron por,
Tu pequeña montaña y río,
Y resistieron contra él,
el orgulloso ejército de Edward,
Y lo envió a casa,
A pensárselo de nuevo

HIMNO NACIONAL DE HONDURAS
Tu bandera es un lampo de cielo

Por un bloque de nieve cruzado;
Y se ven en su fondo sagrado
Cinco estrellas de pálido azul;
En tu emblema que un mar rumoroso
Con sus ondas bravías escuda,
De un volcán tras la cima desnuda
Hay un astro de nítida luz.
(I)
India virgen y hermosa dormías
De tus mares al canto sonoro,
Cuando echada en tus cuencas de oro
El audaz navegante te halló;
Y al mirar tu belleza extasiado
Al influjo ideal de tu encanto,
La orla azul de tu espléndido manto
Con su beso de amor consagró.
(II)
De un país donde el sol se levanta,
Mas allá del Atlante azulado,
Aquel hombre que te había soñado
Y en tu busca a la mar se lanzó.
Cuando erguiste la pálida frente,
En la viva ansiedad de tu anhelo,
Bajo el dombo gentil de tu cielo
Ya flotaba un extraño pendón.
(III)
Era inútil que el indio tu amado
Se aprestara a la lucha con ira,
Porque envuelto en su sangre Lempira,
En la noche profunda se hundió;
Y de la épica hazaña, en memoria,
La leyenda tan sólo ha guardado
De un sepulcro el lugar ignorado
Y el severo perfil de un peñón.
(IV)
Por tres siglos tus hijos oyeron
El mandato imperioso del amo;
Por tres siglos tu inútil reclamo
En la atmosfera azul se perdió;
Pero un día gloria tu oído
Percibió, poderoso y distante,
Que allá lejos, por sobre el Atlante,
Indignado rugía un León.
(V)
Era Francia, la libre, la heróica,
Que en su sueño de siglos dormida
Despertaba iracunda a la vida
Al reclamo viril de Dantón:
Era Francia, que enviaba a la muerte
La cabeza del Rey consagrado,
Y que alzaba soberbia a su lado,
El Altar de la Diosa razón.
(VI)
Tú también, ¡oh mi patria!, te alzaste
De tu sueño servil y profundo;
Tú también enseñastes al mundo
Destrozado el infame eslabón.
Y en tu suelo bendito, tras la alta
Cabellera de monte salvaje,
Como un ave de negro plumaje,
La colonia fugaz se perdió.
(VII)
Por guardar ese emblema divino,
Marcharemos ¡Oh Patria! a la muerte,
Generosa será nuestra suerte,
Si morimos pensando en tu amor.
Defendiendo tu santa bandera
Y en tus pliegues gloriosos cubiertos,
Serán muchos, Oh Honduras tus muertos,
Pero todos caerán con honor.

HIMNO DE ESPAÑA
Actualmente el himno de España es la Marcha Real

que no tiene letra, pero hay dos textos no oficiales,
uno escrito por Eduardo Marquina
y el otro por José María Pemán