ROSA

ROSA

sábado, 6 de noviembre de 2010

MARIA GORETTI PERDONO A SU VERDUGO ALESSANDRO SERENELLI DANDO EJEMPLO DE LA CAPACIDAD DEL PERDON

María Goretti, cuyo verdadero nombre era María Teresa Goretti, y apodada Marietta, nació el 16 de octubre de 1890 en el pueblo de Corinaldo, en la provincia de Ancona. Hija de Luigi Goretti y Assunta Carlini, fue la segunda de seis hermanos. La familia se mudó a Nettuno, a trabajar como temporeros en la hacienda Le Ferriere del conde Giacomo Mazzoleni, junto a Santa Filomena fue desde niña pequeña mártir de la pureza.

De acuerdo con los testimonios de su familia y la gente que la conoció, la joven María tomó muy a pecho su posición como la segunda hija y trataba de trabajar duro para obtener dinero y darle un buen pasar a sus hermanos y a su madre viuda. También era muy religiosa, refugiándose en la fe como una manera de mantenerse firme, pese a la dura situación económica por la cual pasaba su familia. Finalmente, a pesar de ser analfabeta, María soñaba con poder instruirse, y poseía una notable inteligencia que se demostró cuando se aprendió de oídas el Catecismo Cristiano para poder preparar su Primera Comunión no obstante su falta de educación formal. En 1901 recibió la Primera Comunión en la iglesia de Conca, hoy conocida como Borgo Montello.
En julio de 1902, mientras la familia de María y el padre de Alessandro trabajaban cosechando vegetales, la niña se quedó en casa cosiendo ropa y cuidando de su hermanita de dos años, Teresa. Alessandro, que se había cansado de los rechazos de María, la sorprendió y la intentó violar, pero María le opuso resistencia y trató de hacerlo razonar, mencionando entre otras cosas que intentar violarla era un pecado y que ella no quería que Alessandro se condenase. Alessandro se descontroló por completo, apuñalando a María mas de 14 veces con un punzón para picar hielo; cuando vio a la malherida María tratando de arrastrarse hacia la puerta para pedir ayuda, la acuchilló tres veces más y huyó. María quedó entonces definitivamente herida de muerte. A ese paso, Teresa se despertó de su siesta y empezó a llorar al ver lo que le había pasado a su hermana; los gritos de la pequeña atrajeron a los demás.

Alessandro Serenelli (Paterno d'Ancona, 2 de junio de 1882 - Macerata, 16 de mayo de 1970) era un religioso capuchino italiano. Antes de su conversión, Serenelli descendía de una familia campesina; criado sin madre por un padre muy anciano para controlarlo, él era un borracho, parrandero y jugador.
A Alessandro Serenelli se le conoce por ser el asesino de Santa María Goretti, una muchacha campesina vecina suya a quien apuñaló 14 veces con un punzón en la casa de la hacienda Le Ferriere del conde Giacomo Mazzoleni, en dicho pueblo de Nettuno (Alessandro, de 20 años de edad, intentó violar a la pequeña Maria, de 12 años de edad, y ella le opuso resistencia) en julio de 1902. Por ser menor de edad no se le pudo condenar a reclusión y prisión perpetua, y entonces se le condenó a un mínimo de 30 años de reclusión.
Fue internado en la cárcel de Sicilia, y trasladado a la Penitenciaria Nacional, de la vía Regina Coeli, en Roma, en 1925, donde cumplió su condena, hasta fines de la década de los 30, cuando salió en libertad.
Según cuenta Serenelli en diversas cartas, María Goretti se le apareció en sueños con 14 lirios blancos, que simbolizan las 14 puñaladas que le dio con el punzón, y le decía que lo había perdonado y que lo esperaba en el cielo. A partir de entonces Alessandro, que había estado ya varios años aislado del resto de los presos, empezó a buscar la compañía del capellán de la cárcel, redimiéndose y educándose.

Tras trabajar por años en el campo, en 1932 ingresa al Convento Capuchino de Roma, Italia, como laico seglar, y fue el portero de dicho convento, con la coincidencia de que doña Assunta Carlini viuda de Goretti, la madre de María Goretti, la niña a quien él le quitó la vida, estaba allí como cocinera de los monjes.














Al enterarse de ello, Alessandro reveló su identidad y le suplicó perdón, y ella aceptó ya que la misma María le había perdonado antes de morir.

Assunta fue a la canonización de la pequeña María en 1950, junto con sus otros cuatro hijos (de hecho, dos de ellos llegaron desde el extranjero especialmente para ir a la canonización de su hermana), y aunque Serenelli no acudió para no atraer atención innecesaria (en sus propias palabras, "un asesino no es ninguna vedette"), siempre estuvo a su lado, incluso, hasta la muerte de doña Assunta, en 1958).


Serenelli murió en Macerata, Italia, en 1970, a la edad de 88 años
el verdadero legado de María Goretti (y por lo que es canonizada) no es la defensa de la castidad hasta el punto de la muerte sino la firmeza ante las propias convicciones y la capacidad de perdón, cosa que todo cristiano ha de practicar en toda situación de agravio y que María llevó al extremo. Además, la conversión de Serenelli es un fuerte argumento usado repetidas veces contra la pena de muerte



María Goretti, laica y mártir pasionista italiana en un cuadro pintado en 1929.

Nacimiento 16 de octubre de 1890

Z, italia.

Fallecimiento 6 de julio de 1902 (11 años)

Neptuno, italia.

Canonización 1950

Festividad 6 de julio.