ROSA

ROSA

miércoles, 22 de diciembre de 2010

CEGADO POR LOS CELOS MATÓ A SU BEBÉ DE UN BALAZO EN LA CABEZA

Monterrey, Nuevo León 12 de Agosto 2009.- Un bebito de apenas días de nacido fue asesinado de un balazo en la cabeza por su propio padre, quien supuestamente se enteró de una infidelidad de su esposa y descubrió que el niño no era suyo.


Los hechos se registraron aproximadamente a las 10:30 horas del martes, en Calle Camino al Mirador a la altura de la Calle Avándaro, en la Colonia Del Paseo Residencial, ubicada al sur de la ciudad.

Los vecinos se dieron cuenta que Neida Gloria Flores Tamez de 40 años de edad, madre del niño que fue asesinado, sostenía una acalorada discusión con su esposo del que se había separado y lo hacían en el interior del domicilio de ella, ubicado en Camino al Mirador número 5686.

La discusión subió de tono hasta continuar en la banqueta, de pronto se escuchó un balazo y los vecinos se dieron cuenta que el pequeñito de de tan solo unos días de nacido estaba sangrando de la cabeza, debido a que su propio padre le dio un balazo en la cabeza y de paso lesionó de un impacto de bala a la madre del niño, ex delegada del Instituto Nacional para la Educación de los Adultos (INEA), y se supo que es maestra de la Facultad de Comunicación de la UANL.

Neida Gloria Flores Tamez con el niño en brazos, pedía auxilio a gritos, que la ayudaran, por lo que un vecino se llevó al pequeño Diego en una camioneta particular y lo trasladó al Hospital Santa Engracia, en San Pedro, donde murió horas más tarde, debido al impacto de bala que presentaba en la cabeza.

Flores Tamez resultó herida de un impacto de bala a la altura del hombro izquierdo, y fue trasladada en la ambulancia 9 de la Cruz Roja al Hospital Universitario.

El presunto homicida, Ricardo Alfonso Cavazos Ramírez fue detenido luego de la agresión, a pesar de que inicialmente escapó en una camioneta que estaba estacionada en la cochera de la casa de Neida Gloria Flores Tamez, se fue tranquilo, pero fue capturado en un operativo implementado por elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones en la zona de El Cercado, municipio de Santiago, por lo que Ricardo Alfonso Cavazos fue detenido más tarde y trasladado a las instalaciones de esa corporación en la colonia Urdiales, se encuentra tras las rejas y se espera que pague por el crimen que cometió.