ROSA

ROSA

jueves, 10 de marzo de 2011

Banias: Cesárea de Filipo, el lugar en el que Jesús dio a San Pedro las llaves del reino de los cielos: "Y yo a mi vez te digo que tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia, y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella. A ti te daré las llaves del Reino de los Cielos..." (Mateo 16: 18-19).*

El Mar de Galilea, también conocido como Lago de Tiberíades o y Lago de Genesaret, donde Jesús obró muchos milagros: "Entonces se levantó, increpó a los vientos y al mar, y sobrevino una gran bonanza" (Mateo 8:26), “Y a la cuarta vigilia de la noche vino El hacia ellos, caminando sobre el mar" (Mateo 14:25). En sus riberas, Jesús Él también escogió a sus primeros discípulos.
Tabgha, no lejos de Cafarnaúm, es el sitio de la Iglesia de la Multiplicación, famosa por sus increíbles mosaicos y por ser el lugar que conmemora el milagro de la Multiplicación de los panes y los peces: “Tomó entonces Jesús los panes y, después de dar gracias, los repartió entre los que estaban recostados y lo mismo los peces, todo lo que quisieron" (Juan 6: 11). En Tabgha también se encuentra la Iglesia de San Pedro, que conmemora la aparición de Jesús a sus discípulos tras su resurrección, cuando le pide a Pedro: «apacienta mis ovejas»: "Le dice por tercera vez: «Simón de Juan, ¿me quieres?» Se entristeció Pedro de que le preguntase por tercera vez: «¿Me quieres?» y le dijo: «Señor, tú lo sabes todo; tú sabes que te quiero». Le dice Jesús: «Apacienta mis ovejas»" (Juan 21: 17).