ROSA

ROSA

sábado, 26 de marzo de 2011

Ciudad Juárez, Chihuahua.-Como presunto violador de su hijo biológico, quien falleció después de qué, según los padres, accidentalmente se tragó un tornillo de dos pulgadas, aunque hay versiones de que fue obligado a tragárselo.

Ciudad Juárez, Chihuahua.-Como presunto violador de su hijo biológico, quien falleció después de qué, según los padres, accidentalmente se tragó un tornillo de dos pulgadas, aunque hay versiones de que fue obligado a tragárselo.

El progenitor, principal implicado en estos hechos, fue identificado como Luis Gerardo Moreno Vázquez, de 23 años de edad; su esposa y primas de esta, fueron detenidas por posible omisión de cuidados.

De acuerdo a la información vertida ayer durante la presentación de los presuntos implicados, todo surgió a consecuencia de la lamentable muerte del infante, de quien por cuestiones de seguridad no se revelará su nombre, mismo que pereció debido a que se introdujo un tornillo en la boca, las averiguaciones arrojaron que el menor contaba con abuso sexual reciente, por lo que iniciaron las averiguaciones.

En el caso del sujeto, quien dijo ser padre biológico del niño y aceptó haber cometido el abominable ilícito contra su propio hijo, a quien le realizaba actos indebidos mientras lo bañaba, fue arrestado por el delito de violación sexual y llevado ante un juez de garantía ayer durante la mañana.

Por su parte, la progenitora del menor, Alicia Hinojosa de 25 años de edad, al igual que las tías del occiso, identificadas con los nombres de María Guadalupe Pérez Hinojosa de 18 años de edad y Candelaria Pérez Hinojosa de 19, fueron igualmente apresadas por la autoridad bajo los presuntos cargos de omisión de cuidados.

Supuestamente los acontecimientos ocurrieron en repetidas ocasiones en este mismo mes, en el interior del domicilio ubicado en la calle Senderos de Nava Cerrada número 2096 de la colonia Senderos de San Isidro, de esta ciudad.

De acuerdo a las indagaciones, cerca de las 10:00 horas del sábado anterior, el menor fue llevado por sus familiares a la Clínica 66 del Instituto Mexicano del Seguro Social, en estado crítico, ya que se había tragado un tornillo de dos pulgadas de longitud.

Refirió el parte informativo que en la clínica el menor fue examinado por el médico, minutos mas tarde falleció por asfixia; pero como resultado del diagnostico realizado por el doctor, se detectó que el niño tenia también agresión sexual (violación); por lo cual personal del nosocomio dio aviso de los hechos inmediatamente a la Fiscalía General del Estado.

Por dicha querella, agentes investigadores detuvieron en flagrancia a los padres del menor.

La progenitora en su declaración indicó que ella trabaja y que le dejaba el bebe al cuidado del padre del mismo, y las hermanas de ella, tías del infante.

Incluso comentó que cuando revisaba al niño, le notaba manchas de sangre en sus panales, sin embargo, nunca lo reportó ante las autoridades ni tampoco lo indagó o cuestionó a su pareja o sus familiares, por tal motivo quedó detenida.

Igualmente, tanto María Guadalupe y Candelaria Pérez Hinojosa, tías de la víctima, manifestaron que al cambiarle de pañales al menor siempre observaban que lo dejaba embarrado de sangre, pero nunca denunciaron los hechos.

El día de ayer, las cuatro personas fueron puestas a disposición del Tribunal de Garantía, para llevar a cabo la audiencia de control de detención, donde se determinará a través de una próxima vinculación a proceso las probables responsabilidades de cada quien en los sucesos