ROSA

ROSA

martes, 19 de julio de 2011

CASO YEREMI VARGAS












Desaparecio el día 10 de Marzo de 2007
Yeremi José Vargas, el niño de siete años desaparecido mientras jugaba con varios primos
Es un niño de 7 años desaparecido en Gran Canaria en la localidad de Vecindario mientras jugaba a pocos metros de sus padres con otros niños. Se pide la máxima colaboración ciudadana para poder localizarlo lo antes posible, tu mínima ayuda es mucha para poder ayudar al niño y a su familia.
Yéremi José Vargas nació en Las Palmas de Gran Canaria el 18 de Julio de 1999, es un niño muy activo al que le gusta el karate, las motos, los quads y también le gustan mucho los dinosaurios. En el colegio tiene muchos amigos, pero con quien siempre juega es con sus primos también le gusta el atletismo y nadar.
Yéremi fue un niño prematuro del cual podemos destacar una mancha de nacimiento que tiene en el pecho de color rojo. Yéremi es un niño tímido al que le asustan ciertos animales como los perros.
El caso de Yeremi Vargas

Concretamente, en el caso de Yeremi Vargas, se partió de un estudio antropológico previo de su árbol genealógico, numerosísimos vídeos y fotografías no sólo del menor, sino de sus padres, abuelos, tíos, primos, etc, para identificar cuáles eran los rasgos que permanecían constantes en el menor, como sus ojos, cuáles tendían a cambiar y cómo lo hacían, así como los mismos aspectos en familiares directos del niño. Por ello, el propio criminólogo ha confirmado a este diario digital que tal retrato ya ha sido elaborado.


Caso del niño Joseph Carlson; antes de la desaparición (izda.), su API (centro) y después de haber sido encontrado (dcha.) / Caso Siete
Asimismo, explica que “a menudo tenemos un primo o prima que curiosamente se nos parece más que un propio hermano, por ello también se tienen en cuenta estas circunstancias a la hora de elaborar una reconstrucción fiable”. Ríos confirma que “varios expertos forenses con programas informáticos de última generación, ya han trazado una imagen genérica de cómo sería Yeremi en la actualidad, procediendo luego a hacer varias pruebas con varios supuestos: que siguiera usando gafas o no, que su dentadura hubiese mejorado, distintos peinados y tonos de piel, etc”. Añade que se ejecutó “una tercera fase de control de calidad, cuando diversos expertos forenses de organizaciones internacionales, incluso que participaron en la configuración de la API de Madelaine MacCan, revisaron el trabajo y llevaron a cabo un control de calidad con resultado positivo sobre la API de Yeremi”. Es de recibo destacar que el trabajo de Yéremi incluyó un aspecto novedoso, concretamente la transformación de la imagen en 3D, de tal manera que se puede representar al menor girando ligeramente la cabeza en un sentido u otro.

Finalmente se eligieron dos de los modelos que se consideraban los más representativos y se montaron en imágenes donde aparecía también la imagen anteriormente distribuida del menor, ya que es más efectivo mostrar las APIs junto a la foto antigua que en solitario.

Sin permiso para su divulgación

A pesar de que existe ya una reconstrucción terminada de como sería supuestamente el menor transcurrido este tiempo, de momento no se ha dado el consentimiento expreso para que tal imagen se divulgada. Según el criminólogo, las autoridades policiales han esgrimido el argumento de que en caso de que el menor estuviera retenido, “podría peligrar su seguridad”. Una explicación que Ríos no comparte y apunta a que se trata de una cuestión de “celo profesional y falta de experiencia con este tipo de técnicas informáticas”.


La Asociación Laxhsmi para la Lucha contra el Crimen y la Prevención, representada por el criminólogo Féliz Ríos, ya trabaja en una docena de crímenes y desapariciones sin resolver en las islas (www.luchacontraelcrimen.com)
El criminólogo Félix Ríos no entiende esta actitud, ya que la Asociación Laxshmi, una organización promovida por el mismo para la Lucha contra el Crimen y la Prevención, “tiene entre sus objetivos estatutarios colaborar y dar apoyo a los cuerpos policiales en aquellas cuestiones donde no poseen expertos o tecnología concreta”.

A juicio del criminólogo es evidente es que la no difusión de las APIs contraviene una de las primeras recomendaciones que hace el NCMEC en su manual policial para desapariciones, manual que sigue religiosamente el FBI en su trabajo, especialmente en las desapariciones de larga duración..

Sin embargo, Ríos confía en que algún día su imagen actualizada pueda ser divulgada. Mientras tanto, el caso permanece bajo secreto sumarial, y el propio criminólogo aconseja ser prudentes con cualquier iniciativa en este tipo de casos.