ROSA

ROSA

martes, 19 de julio de 2011

SACERDOTE JUAN JULIO WICHT EJEMPLO DE ENTREGA POR LOS DEMAS











FUE REHÉN VOLUNTARIO DEL MRTA Y
NOS DEJÓ SU EJEMPLO DE ENTREGA A LOS DEMÁS
Juan Julio Wicht SJ
El padre Wicht nació el 18 de abril de 1932, en Salaverry, Trujillo. Fue un destacado profesor, ex Decano de la Facultad de Economía y ex Director del Centro de Investigación de la Universidad del Pacífico. Asimismo, perteneció a la pastoral de los padres jesuitas de la iglesia Nuestra Señora de Fátima y fue asesor de la Dirección del Instituto Nacional de Planificación del Perú.
Wicht fue Ph.D. (c) en Economía, Universidad de Harvard, EE.UU;
Licenciado en Economía, Universidad Católica de Lille, Francia;
Licenciado en Teología, Universidad San Cugat del Vallès, Barcelona, España;
Licenciado en Filosofía, Universidad Complutense, Alcalá de Henares, España; y Research Associate de Boston University.
Ha publicado varios libros y artículos, entre ellos: “Modelos Económico-Demográficos”, Instituto Nacional de Planificación, Lima, 1975; “Anatomía de un Fracaso Económico: Perú 1968- 1978” , co-autor con Daniel M. Schydlowsky, Universidad del Pacífico, Lima 1979 (cinco ediciones); “Realidad Demográfica y Crisis de la Sociedad Peruana”, AMIDEP, Lima, 1985 (dos ediciones); y "Rehén Voluntario, 126 días en la Residencia del Embajador del Japón", co-autor con Luis Rey de Castro, Editorial Santillana, Lima 1998.
Entre sus grados honoríficos destacan los reconocimientos Doctor in Divinity por Boston University, Mass. EE.UU., 1997; Doctor in Law por Gonzaga University, Spokane, Washington, EE.UU., 1998; Doctorado Honoris Causa, en varias universidades del Perú. Además ha recibido el Premio Nacional de Derechos Humanos, 1996; la Medalla de Honor del Congreso de la República, 1997: la Medalla de Honor de la Ciudad de Lima, y de varias otras ciudades y Colegios Profesionales del país, 1997, 1998, y 1999.

Falleció el padre Juan Julio Wicht SJ el viernes 12 de Marzo
La noticia del fallecimiento del sacerdote jesuita y catedrático universitario Juan Julio Wicht ocupó las conversaciones del dia y enluta a la Iglesia, la clase política y al Perú en general.
El deceso ocurrió cerca de las 7:20 a.m. en la enfermería de la comunidad de Fátima de la Compañía de Jesús (Miraflores). “Pasó por procesos dolorosos debido a sus cuadros de hipertensión que empeoraban sus males del corazón”, contó el doctor Hernán Aspe, quien lo operó de un aneurisma en el 2004.
Los restos del religioso, comprometido con la búsqueda del bien común, se velaron en el salón parroquial de la Iglesia de Fátima (en Av. Armendáriz 350, Miraflores). A las 3:00 p.m. dedel sabado se oficio una misa en su memoria.
Wicht nació el 18 de abril de 1932 en Salaverry, Trujillo. A los 16 años ingresó a la Orden de los Jesuitas y fue ordenado sacerdote en 1963.
Paralelamente a sus labores eclesiásticas estudió Ciencias Económicas en la Universidad Católica de Lille (Francia) y en la Universidad de Harvard (EE.UU.), en donde obtuvo el grado de Ph.D. Dichos logros le permitieron desempeñarse como decano de la Facultad de Economía de la Universidad del Pacífico desde 1999 hasta el 2002.

REHÉN VOLUNTARIO
Una de sus acciones más recordadas ocurrió durante el secuestro en la residencia del embajador de Japón por parte del grupo terrorista Movimiento Revolucionario Túpac Amaru (MRTA).
La vivienda fue tomada el 17 de diciembre de 1996 con más de 600 personas dentro. Cinco días después, el nombre de Wicht integró una lista de personas que iban a ser liberadas, pero este se negó a dejar la residencia mientras hubiera un solo rehén.
“Soy sacerdote. ¿Puedo quedarme?”, fue su respuesta al líder del MRTA Néstor Cerpa.
Su ejemplo sirvió de motivación a otros rehenes. “Cuando él dijo que se quedaba por ser sacerdote, yo me dije: “Me voy a quedar porque soy policía””, evocó el coronel PNP (r) Marco Miyashiro.
“Fue un gran compañero, nunca perdió el humor, siempre tuvo palabras de aliento para nosotros, vivió pendiente de levantar la moral a los que sufríamos de depresión”, contó el primer vicepresidente de la República, Luis Giampietri.
El padre Wicht plasmó esta experiencia en el libro “Rehén voluntario, 126 días en la residencia del embajador de Japón”, publicado en 1998.
Wicht tuvo una importante participación cívica al haber integrado el Acuerdo Nacional. También actuó como organizador y moderador de los debates municipales en Lima el 2002.

ASÍ LO DIJO
Poco después del mediodía [del 22 de diciembre de 1996] Serpa anuncia que va a haber una numerosa liberación de rehenes. Yo ya he tomado mi decisión mientras celebraba la misa: Si me liberan, me quedo. [...] [Las palabras] que dijo Jesús en su pasión voluntariamente aceptada me han llegado muy hondo. Para esto fui ordenado sacerdote”.
JUAN JULIO WICHT. EN EL LIBRO “REHÉN VOLUNTARIO”