ROSA

ROSA

domingo, 24 de julio de 2011

tributo al angelito Jairo Zorrila



Mientras los progenitores del niño autista ahogado en el río Rímac insisten en que para ellos su hijo fue asesinado, hoy las autoridades procedieron a clausurar el colegio “Ángeles de Belén”, desde donde habría huido el menor que luego cayó al citado río.
Según comunicó el noticiero “América Noticias”, el colegio del menor estuvo sin abrir sus puertas en tres años y recién fue abierto hace 14 días.
Los padres del menor, Giancarlo Zorrila y Juana Ortiz, indicaron que no creen en la versión del colegio y consideran que se trata de un crimen pues el menor solo tenía un golpe en el ojo y no todos los golpes que le debió originar el ser arrastrado por la corriente.