ROSA

ROSA

martes, 19 de julio de 2011

TRIBUTO A JAMAR JOHNSON



Una mujer de 21 años ha sido detenida en Nueva York después de confesar ante las autoridades haber matado a golpes a su hijo de cinco años por romper el televisor de la casa, según informa el diario New York Daily News.

Kim Crawford, quien se encontraba en libertad bajo fianza por otros delitos, ha sido acusada de asesinato en segundo grado por la muerte de Jamar Johnson.

“Le pegué varias veces y cuando lo golpee en el estómago, lo hice con demasiada fuerza. Nunca lo había castigado así”, ha declarado la acusada a los investigadores.

Según su relato, el menor se encontraba jugando con la videoconsola Nintendo Wii cuando golpeó accidentalmente el aparato y lo rompió. Tras esto llegaron los golpes.

Con la paliza, la madre le rompió los intestinos y el páncreas del menor, lo que le produjo una infección masiva que le causó la muerte.

Durante cinco días, la madre vio al menor agonizar de dolor y vomtar de forma continua por las heridas internas. Nunca le llevó al hospital porque temía que "cuando vieran las heridas tuviera problemas".

La mujer narra que le dio zumos para tratar de pararle los vómitos, el niño se quedó dormido viendo la televisión y cuando intentó despertarlo, no volvió a responder.