ROSA

ROSA

viernes, 26 de agosto de 2011

SALVAJE HOMBRE QUEMO CON AGUA CALIENTE A BEBE DE 11 MESES





Nueva York.- Molesto, porque la niña comenzó a llorar a las 3:00 de la madrugada, el hispano Anthony Parra, residente en Queens, quemó con agua caliente a la hija de su novia de 11 meses de nacida a la que torturó por 20 minutos en la bañera del apartamento.

Parra, de 20 años de edad, fue acusado de intento de asesinato, agresión en primer grado y poner en peligro el bienestar de la bebé. La policía dijo que es posible que el latino también haya violado sexualmente a la niñita.

La bebé fue identificada en un comunicado de la fiscalía distrital de Queens como Raylin Castillo. Se dijo que Parra también custodiaba a la hermana mayor de la víctima, Valerie, de dos años de edad, pero la segunda no fue agredida.

Le dijo a los investigadores que cuidaba a la menor, pero que la infante comenzó a comportarse de manera inquieta. Relató que la llevó a la bañera y notó que la pequeña tenía salpullidos desde los labios a los pies.

Está en situación crítica y tiene quemaduras en más del 30% de su cuerpecito. Sufrirá de cicatrices permanentes y quedará emocionalmente marcada, si es que sobrevive al ataque.

La fiscalía explicó que Parra, residente en Jackson Heitghs (Queens), es el décimo acusado en los últimos meses por incidentes de ese tipo en el condado. Enfrenta hasta 25 años en la cárcel. Se le acusa de haber puesto a la bebé en cuatro pies en la bañera y abrir el agua caliente durante 20 minutos, luego fue a la cocina, llenó un envase con más agua caliente y se lo tiró encima a la infante.

Tomó una esponja, cuando vio que la piel de la bebé se ponía roja y al notar que se descarnaba, le puso pomada y luego la llevó al hospital. La niña que tiene quemaduras en la espalda, el torso, la frente, cabellos, y extremidades superiores, fue trasladada al hospital Presbiteriano / Weill Cornell de Manhattan, donde está en cuidado intensivo conectada a una máquina de respiración artificial.

Cuando la bebé fue examinada en el New York Hospital, los médicos encontraron señales de abuso y que las declaraciones de Parra no se correspondían con las lesiones que presenta la niña.
La bebé sufrió quemaduras en segundo grado en sus piernas y traumas en el área vaginal, por lo que se sospechosa de algún abuso sexual por parte del acusado, pero la niñita seguirá siendo sometida a pruebas para comprobar esa sospecha. El hispano abusador fue arrestado y procesado por detectives del cuartel 115 en Queens.