ROSA

ROSA

viernes, 26 de agosto de 2011

un padre de familia quemó las palmas de las manos de su hijo de seis años

El menor de seis años llevó al colegio el teléfono de su progenitor y lo extravió. Este como castigo le colocó una plancha caliente en las palmas de las manos. El padre fue denunciado y el niño fue dado en custodia temporal a su tía.

Enfurecido por haber sustraído y extraviado su celular, un padre de familia quemó las palmas de las manos de su hijo de seis años, ocasionándole quemaduras de segundo grado.

El hecho ocurrió en Arequipa y fue denunciado por la profesora del menor, quien al acudir a la escuela no podía escribir por las lesiones en sus extremidades.

El niño, de iniciales B.J.A.S, tomó el teléfono de su padre, Gonzalo Abad, y lo llevó a su colegio, pero no regresó con él a su casa. Al percatarse de la situación y tras reprenderlo, su progenitor le aplicó el severo castigo.

Rocío Portocarrero, docente de la institución educativa C.D.U, de la Ciudad Blanca, fue quien denunció el hecho ante la Fiscalía de Familia, pues se percató de las quemaduras de su alumno al ver que no podía escribir.

A su vez, la titular de la Segunda Fiscalía Provincial de Familia,* Nelly Montenegro*, solicitó protección para el niño al Segundo Juzgado de Familia, el cual encargó a su tía paterna, Isabel Abad, la tutela temporal del menor.

En tanto, se ha iniciado una investigación contra el padre del escolar y podría imponérsele una pena de tres años de prisión, así como la pérdida de la custodia de su hijo