ROSA

ROSA

sábado, 19 de noviembre de 2011

Tributo al angelito Pierina asesinada a palos por su madre







La niña Pierina Nicole (9), que fue hallada muerta, desnuda y con los labios cosidos, en San Miguel, habría sido asesinada a palazos por su propia madre y su padrastro, quienes fueron intervenidos por la policía luego de las primeras pesquisas.

Agentes de la Dirincri interrogaron a Isabel Mirella Tello Chanduví (31), quien habría confesado que el padrastro de la niña Ricardo Ruíz Loza golpeó en la cabeza, cuerpo, brazos y piernas a su hijita.

“Según la mujer, producto de la paliza que le propinó el sujeto, la menor habría fallecido en uno de los ambientes de la casa. Fue hallada sobre una colchoneta cubierta con una sábana en el departamento ubicado en el cuarto piso del condominio de la avenida Universitaria 487”, afirmó un perito.

En el informe, elaborado por los expertos, se detalla que la pequeña murió la mañana del lunes y cuando fue hallada estaba desnuda, tirada en el piso boca arriba, con escoriaciones, hematomas y laceraciones en diferentes partes del cuerpo, la cabeza y el rostro. Tenía los labios parcialmente cosidos con hilo de algodón y -según la interrogada- la misma niña se torturaba así.

En la necropsia se establece como causa de su muerte traumatismos múltiples y asfixia por aspiración, lo que hace suponer que también se le ahogó usando una bolsa plástica.

“Nos hemos enterado que la mujer, hace un mes, a modo de castigo le cortó totalmente su cabello a su hija, dejándola calva. Además, siempre la presentaba como su empleada doméstica”, afirmó el experto.

AGRESIÓN SEXUAL

Por su parte, el padrastro, Ricardo Ruiz Loza, también fue intervenido y se le investiga porque la niña tenía signos de haber sufrido una agresión sexual.

Por su parte, Alfredo Cardoza Curay, padre biológico de la criatura, confirmó que su hija sufría de maltrato psicológico y físico por parte de su madre y padrastro. “Ha sido maltratada, si hay un responsable que se le castigue y que no quede impune su muerte”, dijo.

En la casa de la familia, los peritos recogieron una escoba rota, la cual habrían utilizado para matar a la niña.