ROSA

ROSA

sábado, 7 de enero de 2012

Beverley Gail Allitt asesina en serie





Beverley Gail Allitt (nacida el 4 de octubre de 1968) es una asesina en serie inglesa, culpable de asesinar a cuatro niños, intento de asesinar a otros tres niños, y causar graves daños corporales a otros seis niños. Los crímenes fueron cometidos en un período de 59 días entre febrero y abril de 1991 en el Hospital Grantham y Kesteven, Lincolnshire, donde Allitt fue empleado como una enfermera. Ella administró grandes dosis de insulina al menos a dos víctimas y una burbuja de aire de gran tamaño fue encontrada en el cuerpo de otro, pero la policía era incapaz de establecer como se llevaron a cabo los ataques. En mayo de 1993, en Nottingham Crown Court, ella recibió 13 condenas a cadena perpetua por los crímenes. Justice Latham, dijo que Allitt era un "peligro serio" para otros y era poco probable que se considere lo suficientemente segura para ser liberada.6 Está detenida en el Hospital Rampton Secure en Notthinghamshire
Liam Taylor (siete semanas) - fue admitido a la sala por infección en el pecho y fue asesinado el 21 de febrero de 1991.
Timothy Hardwick (once años) - un chico con parálisis cerebral que fue admitido a la sala después de tener un ataque epiléptico. Fue asesinado el 5 de marzo de 1991.
Kayley Desmond (en ese entonces un año de edad) - admitida a la sala por infección en el pecho. Allitt intentó asesinarla el 8 de marzo de 1991 pero la niña fue resucitada y transferida a otro hospital, donde se recuperó.
Paul Crampton (en ese entonces cinco meses) - admitido a la sala por infección en el pecho el 20 de marzo de 1991. Allitt intentó asesinarlo con una sobredosis de insulina en tres ocasiones ese día antes que fuera transferido a otro hospital, donde se recuperó.
Bradley Gibson (en ese entonces cinco años de edad) - admitido a la sala por neumonía. Sufrió dos paros cardíacos el 21 de marzo de 1991, debido a las sobredosis de insulina por Allitt, antes de ser transferido a otro hospital, donde se recuperó.
Yik Hung Chan (también conocido como Henry, en ese entonces dos años de edad) - admitido a la sala por una caída el 21 de marzo de 1991. Sufrió de un ataque de desaturación de oxígeno antes de ser transferido a otro hospital, donde se recuperó.
Becky Phillips (dos meses) - admitida a la sala por gastroenteritis el 1 de abril de 1991. Se le administró una sobredosis de insulina por Allitt y murió en su casa dos días después.
Katie Phillips (en ese entonces dos meses de edad) - la gemela de Becky fue admitida a la sala como una precaución tras la muerte de su hermana. Tuvo que ser resucitada dos veces después de inexplicables episodios de apnea (que luego se descubrieron ser sobredosis de insulina y potasio). Seguido a la segunda vez que paró de respirar, fue transferida a otro hospital, pero, esta vez, había sufrido de daño cerebral permanente, parálisis parcial y ceguera parcial debido a la falta de oxígeno. Sus padres habían sido tan agradecidos al cuidado de Allitt de Becky que le pidieron que sea la madrina de Katie. En 1999, se le dio a Katie £2.125 millones, por Lincolnshire Health Authority, para pagar para su trataimiento y equipo durante el resto de su vida. Lincolnshire Health Authority no aceptó la responsabilidad, pero sí reconoció que Katie tenía derecho a una indemnización.
Clarie Peck (quince meses) - admitida a la sala tras un ataque de asma el 22 de abril de 1991. Después de ser puesta en un ventilador, fue dejada sola al ciudado de Allitt durante un breve intervalo durante el cual tuvo un paro cardíaco. Fue resucitada pero murió después de un segundo paro cardíaco, de nuevo seguido de un período cuando ella fue dejada sola con Allitt