ROSA

ROSA

domingo, 8 de enero de 2012

Emile Dubois asesino en serie





Emile Dubois (nacido en Étaples, Pas-de-Calais, 29 de abril de 1867 - Valparaíso, 26 de marzo de 1907), también conocido como Emilio Dubois, Emilio Morales o Emile Murraley fueron los alias del inmigrante francés Louis Amadeo Brihier Lacroix, hijo de José Brihier y María Lacroix.
Dubois se hizo famoso en Chile a comienzos del siglo XX al ser acusado y posteriormente condenado por asesinar, durante 1904 y 1906, a cuatro extranjeros que eran connotados hombres de sociedad. Estos eran Ernesto Lafontaine, comerciante francés; Gustavo Titius, empresario alemán; Isidoro Challe, comerciante francés; y Reinaldo Tillmans, comerciante inglés.1
Según los cronistas de esa época, las víctimas de Dubois eran usureros, por lo que el pueblo lo tildó en una especie de Robin Hood chileno, considerando los asesinatos como actos de justicia del proletariado contra la burguesía.1
Los hechos que le hicieron tristemente célebre tuvieron lugar en la ciudad de Valparaíso (salvo el primer asesinato, el del pagador Ernesto Lafontaine, que ocurrió en Santiago) y fue en esta misma ciudad donde Dubois fue capturado, juzgado y finalmente ejecutado por un pelotón de cuatro fusileros el día 26 de marzo de 1907.
La cultura popular desde entonces lo ha elevado al status de santo popular, transformándose su tumba, ubicada en el cementerio Playa Ancha de Valparaíso, en una venerada Animita llena de innumerables placas de agradecimiento por favores concedidos.