ROSA

ROSA

sábado, 7 de enero de 2012

Johann "Jack" Unterweger asesino en serie
































Johann "Jack" Unterweger (16 de agosto de 1951 – 29 de junio de 1994) fue un escritor y además un asesino en serie austríaco que mató 12 prostitutas de diferentes países.
Su primera condena por asesinato llegaría en 1974, aunque sería liberado en 1990 gracias a una campaña de intelectuales y políticos, con lo que se exhibía a Unterwerger como un ejemplo de rehabilitación. Posteriormente en escritor y periodista, aunque a los nueve meses de su introducción a la sociedad, volvería a cometer asesinatos. Unterweger se suicidaría en la prisión después de ser condenado a cadena perpetua
Hijo de madre soltera de Viena y de un soldado norteamericano, Unterweger creció en la más extrema pobreza junto a su abuelo, que lo describe como un alcohólico compulsivo. El tío de Unterwerger, de todas maneras, negó esta información.
En sus primeros años de juventud, visitó algunas veces la prisión por pequeñas crímenes especialmente por asalto a local de prostitutas. En 1974, Unterwerger cometería su primer asesinato, acabando con la vida de la alemana de 18 años Margaret Schäfer por estrangulación con su propio sujetador. Por ello, sería sentenciado a cadena perpetua.En la prisión, Unterweger escribió pequeños cuentos, poemas, obras de teatro y su autobiografía, Fegefeuer – eine Reise ins Zuchthaus, que sería pasado al cine.2 A causa de la popularidad de sus cuentos, intelectuales austríacos, incluido el Premio Nobel Elfriede Jelinek realizó peticiones de perdón para Unterweger. Así fue como el 23 de mayo de 1990, después de 15 años de prisión, sería finalmente liberado. A partir de aquí, Unterweger pisaría muchos programas de televisión como símbolo de la rehabilitación de los reos.Pero las fechorías continuaron una vez que el asesino estuvo libre. De hecho, la policía encontró indicios de seis asesinatos de Unterweger un año después de su liberación.
En el aspecto profesional, en 1991, Unterweger fue contratado por una revista austríaca para escribir sobre un crimen sucedido en Los Ángeles, y describir las diferencias entre la prostitución en Estados Unidos y Europa. Unterweger conoció a un policía local de la ciudad norteamericana y lo acompañó durante las patrullas por el distrito rojo. Durante esa estancia en Los Angeles, Unterweger mató tres prostitutas (Shannon Exley, Irene Rodríguez y Sherri Ann Long), salvajemente violadas y estranguladas con sus propios sujetadores.
En Austria, Unterweger fue señalado como posible sospechoso de los crímenes. Sin otros posibles culpables, la policía puso en vigilancia. Después de seguirlo por Europa, Canadá, fue finalmente arrestado por la FBI en Miami, el 27 de febrero de 1992. Aún como fugitivo, llamó a una televisión austríaca para convencerlos sobre su inocencia.Una vez en Austria, Unterweger fue acusado de 11 homicidios, uno de ellos ocurrido en Praga. El jurado lo condenó por las nueve muertes. El 29 de junio de 1994, Unterweger sería sentenciado a cadena perpetua sin posibilidad de redención.
Esa misma noche, se suicidaría colgándose en su celda con una soga hechas por las cordones de sus zapatos y el cinturón. Una forma muy parecida a la que utilizaba para matar a sus víctimas.