ROSA

ROSA

sábado, 7 de enero de 2012

Keith Hunter Jesperson asesino en serie








Keith Hunter Jesperson (nacido el 6 de abril de 1955) es un asesino en serie canadiense conocido como el "Asesino del Rostro Feliz" por las sonrisas sonrientes que dibujaba en sus cartas a los medios y fiscales. Tuvo una infancia violenta y turbulenta en virtud de un padre dominante y alcohólico. Tratado como un marginado por su familia y burlado por niños por su gran tamaño en una edad joven, Jesperson era un niño solitario que mostraba una tendencia de torturar y asesinar animales.
A pesar de siempre meterse en problemas en su juventud, incluyendo dos intentos de asesinar a niños que lo habían cruzado, Jesperson se graduó de la secundaria, obtuvo un trabajo como camionero, se casó, y tuvo tres hijos. En 1990, después de 15 años de matrimonio, Jesperson se divorció y vió sus sueños en hacerse un Royal Canadian Mounted Policeman después de una lesión. Fue en ese año, después de regresar a la conducción de camiones, que Jesperson comenzó a asesinar. Jesperson es conocido por matar a ocho mujeres en el curso de cinco años. La estrangulación era su método preferido, el mismo método que solía usar para matar a animales cuando era niño. Después que el cuerpo de su primera víctima, Taunja Bennett, fue encontrado, la atención de los medios se centró a Laverne Pavlinac, una mujer que confesó falsamente haber matado a Bennett con su novio abusivo. Jesperson estaba enojado que no tenía atención, y dibujó un rostro sonriente en la pared de un baño donde escribió una confesión anónima del asesinato, a cientos de kilómetros de distancia de la escena del crimen. Cuando eso no obtuvo respuesta, comenzó a escribir cartas a los medios y fiscales. Muchas de sus víctimas eran prostitutas y transitorios sin conexión a él; sin embargo, su última víctima fue su novia de mucho tiempo. Esa conexión fue lo que lo llevó a su caída. Mientras Jesperson había confirmado haber matado a más de 160 personas, sólo ocho asesinatos fueron confirmados.Su primera víctima conocida fue Taunja Bennett el 23 de enero de 1990, cerca de Portland, Oregon. Él se presentó a Bennett en un bar y luego la invitó a su casa que alquilaba. Los dos estaban íntimamente antes que comenzara una discusión que terminara con él golpeando brutalmente y luego estragulándola hasta la muerte. Estableció una coartada al volver a tomar algo, estando seguro de conversar con otras personas, antes de regresar para recuperar el cuerpo de Bennet y deshacerse de ella y sus pertenecias. El cuerpo fue encontrado unos días después, pero no habían sospechosos ni pistas.
A las 10 p.m. del jueves 12 de abril de 1990, en un lote de stacionamiento de un centro comercial en Mt. Shasta, California, Jesperson fue abordado por una mujer intoxicada con un bebé. La mujer y el niño terminaron en el auto de Jesperson donde comenzó una conversación. Ella se presentó como Jean y el niño como su hijo de sies meses. Jesperson le dijo su nombre completo e información sobre donde trabajaba y adónde iba. La conversación pronto se hizo sexual y condujeron a un lugar remoto. Durante un acto de sexo oral (mientras el bebé estaba en el asiento trasero), Jean se detuvo y le preguntó para ser llevada a su casa. Jesperson la obligó a terminar el acto y luego intentó quebrar su cuello cuando ella se enojó. Al fallar al quebrar su cuello y no queriendo asesinar al niño, Jesperson llevó a la mujer y al niño al centro comercial.7
Jesperson fue arrestado a punta de pistola en Corning, California poco después; los detalles personales que él reveló lo llevaron hacia él. Fue interrogado en la escena y luego le sacaron las esposas y le dijeron que vaya a hablar con un detective con el Departamento de Policía de Shasta, a lo que él inmediatamente fue. Fue interrogado y afirmó que el cuello torcido de ella fue un accidente del espacio reducido del auto. También les llevó a la evidencia que apoyaba su versión, incluyendo al mostrarle una botella de licor cerca del estacionamiento que él afirmó que era de Jean. Su versión aparentemente era más creíble que la de Jean y fue liberado. A pesar de eso, se presentó un cargo contra él por un asalto sexual. Cuando falló en aparecer en el juicio, se emitió una orden de arresto. Luego fue arrestado en Iowa, en una estación de control de peso, después que buscaran su nombre en el Centro Nacional de Información de Crímenes, encontrando la orden de arresto pendiente desde California. Sin embargo, la orden de arresto del Condado de Shasta era demasido débil, así que la orden fue reducida a un delito menor. Después de eso, "el costo de la extradición no valía la pena", y fue finalmente exonerado de todos los cargos.
Fue un año y medio después de su primer asesinato cuando Jesperson asesinó de nuevo. El 30 de agosto de 1992, el cuerpo de una mujer que él violó y estranguló fue encontrado cerca de Blyrthe, California. Él dice que el nombre era Claudia. Un mes después, en Turlock, California, el cuerpo de Cynthia Lyn Rose fue descubierto. Él afirma que ella era una prostituta que entró a su camión en una parada de camiones mientras él dormía. Su cuarta víctima fue otra prostituta, Laurie Ann Pentland de Salem, Oregon. Su cuerpo fue encontrado en Noviembre de ese año. De acuerdo a Jesperson, ella intentó hacer doble la tarifa que había cobrado por sexo con él. Ella amenazó con llamar a la policía, y él la estranguló. Fue más de seis meses antes que su próxima víctima fuera encontrada en julio de 1993, una "persone de la calle" en Santa Nella, California. La policía anteriormente consideraba su muerte por una sobredosis. Más de un año después, en septiembre de 1994, otro cuerpo fue encontrado en Crestview, Florida. Jesperson afirma que su nombre era Susanne.8
En enero de 1995, Jesperson acordó llevar a una mujer joven, Angela Surbrize, de Spokane, Washington, a Indiana en su camión. Apróximadamente una semana en el viaje, Surbrize se hizo impaciente y comenzó a decirle a Jesperson que se apurara, ya que quería ver a su novio. En respuesta, Jesperson la violó y la estranguló. Luego la ató a su camión y la arrastró boca abajo. Su cuerpo no fue encontrado durante muchos meses-y luego poco después que Jesperson dio detalles a la policía. Dos meses después de asesinar a Surbrize, Jesperson decidió que su novia de mucho tiempo, Julie Ann Winningham estaba sólo interesada en él por dinero. El 10 de marzo de 1995, en Washougal, Washington, Jesperson la estranguló. Ella fue la única víctima que estaba vinculada a él, lo que llevó a la policía a seguirlo.
Jesperson fue detenido el 30 de marzo de 1995, por el asesinato de Winningham. Había sido interrogado por la policía una semana antes, pero no tenían motivos para arrestarlo después que él se negó a hablar. En los días siguientes, Jesperson decidió que pronto iba a ser arrestado, así que se entregó con la esperanza de dar clemencia en su sentencia. Durante su detención, Jesperson comenzó a revelar detalles de sus asesinatos y haciendo afirmaciones de muchos otros, la mayoría de los cuales luego se retractó. También, unos días después de su arresto, escribió una carta a su hermano. En ella, él confesó haber asesinado ocho personas en el curso de cinco años. Esto llevó a las agencias de policía en varios estados a lo lago del país en reabrir antiguos casos, muchos de los cuales eran posibles víctimas de Jesperson.9
Aunque Jesperson en un punto dijo que había matado a 160 víctimas, sólo ocho mujeres asesinadoas en California, Florida, Nebraska, Oregon, Washington y Wyoming han sido confirmadas. Está sirviendo tres cadenas perpetuas consecutivdas en la Penitenciaría del Estado de Oregon en Salemn. En septiembre de 2009, fue acusado de asesinato en el Condado de Riverside, California, y fue extraditado a California para enfrentar los cargos en diciembreEn las semanas seguidas del asesinato de Taunja Bennet, como toda la atención se dirigía a Pavlinac y Sosnovske, Jesperson escribió una confesión en una pared de un baño en una parada de camiones y la firmó con un rostro sonriente.14 15 Cuando eso no creó la atención que él deseaba, escribió cartas a los medios y los departamentos de policía confesando sus asesinatos, comenzando con una carta de seis páginas a The Oregonian en que él revelaba los detalles de sus asesinatos. Esto llevó a Phil Stanford, el periodista trabajador de la historia para The Oregonian, copiara 'El Asesino del Rostro Feliz' de Jesperson.