ROSA

ROSA

viernes, 30 de noviembre de 2012

ALBERTO ORLANDO OLMEDO














Alberto Orlando Olmedo, conocido también como El negro Olmedo (n. Rosario, Argentina, 24 de agosto de 1933 – m. Mar del Plata, Argentina, 5 de marzo de 1988) fue un actor y humorista argentino, considerado popularmente como uno de los "capocómicos" más importantes en la historia del espectáculo de su país, por su destacada labor en televisión, cine y teatro.Se caracterizó por un humor para adultos, con chistes cargados generalmente de doble sentido. Mientras actuaba, en ocasiones solía hablar en rosarigasino, cuando no quería que otro de los actores se enterase de algo. Se caracterizó por utilizar el arte de la improvisación y fue un gran transgresor de los códigos televisivos (no seguía los libretos, en medio de sus actuaciones se iba detrás de cámaras para practicarle las famosas "gargaretas de chele" a la petisa, se colaba alguna que otra pepa, trillaba la fina, etc.). Tanto en televisión, como en cine y en teatro, trabajo con los más grandes capocómicos y las vedettes más importantes de su época: Jorge Porcel, con quien formó el dúo humorístico más importante del espectáculo argentino; Tato Bores; Fidel Pintos; Javier Portales; Moria Casán; Susana Giménez o Graciela Alfano. También lo dirigieron los exponentes más importantes del humor picaresco: Gerardo Sofovich, Hugo Sofovich, Enrique Carreras, Hugo Moser, etc.Durante el verano de 1988 en Mar del Plata, estrenó la obra Éramos tan pobres y filmó, junto a Jorge Porcel, la película Atracción peculiar, una de las mejores del dúo, que se estrenó el 3 de marzo. Sin embargo, Olmedo nunca llegó a verla ya que dos días después, en la madrugada del 5 de marzo, luego de una noche de muchos excesos junto a su pareja Nancy Herrera, cae involuntariamente desde el balcón de su departamento del piso 11 del edificio Maral 39, y fallece prácticamente en el acto. Aunque se tejen diversas hipótesis alrededor de esta tragedia, la única presente en ese momento fue su pareja, que en más de una oportunidad declaró que fue sólo un accidente, aunque otros dicen que se suicidó. Paradójicamente, en una de las escenas de Atracción peculiar, Olmedo y Porcel, caminan por la cornisa de un edificio marplatense (el Hotel Provincial) y ambos muestran su miedo de caer al vacío. Luego de la muerte de Olmedo, Jorge Porcel, su compañero por excelencia en el cine, protagonizó sólo una única película más en la Argentina (llamada El profesor punk y estrenada apenas 4 meses después de la tragedia, en julio de 1988). Este film muestra una actuación de su protagonista más comedida y sobria que la usual (aunque siempre cómica), y al final tiene una noble dedicatoria a su compañero y amigo, con la imagen de la última escena que compartieron, en Atracción peculiar. Muchos de sus allegados atribuyen el repentino y radical cambio en la vida de Porcel (quién se radicó finalmente en Miami, y se convirtió al evangelismo) a que éste quedó profundamente conmovido y marcado por la tragedia de su amigo.