ROSA

ROSA

viernes, 30 de noviembre de 2012

DANIEL MENDOZA




Daniel Mendoza fue adoptado por el actor Alberto de Mendoza cuando tenía apenas seis meses de vida. “Daniel tuvo una vida fascinante pero difícil”, sostuvo Víctor Sueiro, amigo íntimo del periodista. Culto y apasionado por recorrer el mundo, fue durante uno de esos viajes cuando un afamado productor norteamericano lo nombró secretario privado de la mítica actriz Ava Gardner, con quien se comenta que Mendoza vivió un apasionado romance. Virginia Hanglin, María Cossio y la azafata Graciela González fueron sólo algunas de las mujeres con las cuales estuvo en pareja el periodista pero jamás se casó. “Era muy mujeriego y esa debilidad que tenía por las mujeres lo llevó a hacer de su vida casi un infierno”, sostuvo la reportera René Salas. Según el informe de América, fue la actriz Andrea Frigerio quien lo enamoró hasta la locura convirtiéndolo en un ser vulnerable. Frigerio y Mendoza se conocieron gracias a María Cossio, su mujer por ese entonces, quien los presentó en Pinamar. A partir de allí comenzaron una relación laboral que luego se transformó en amor, hecho que desmintieron infinidad de veces hasta que ciertas fotos demostraron lo contrario. En febrero de 1992 disfrutaron de una escapada a Buzios, Brasil, pero al regresar el vínculo se deterioró por la negativa del periodista ante el pedido de Andrea, que le solicitaba la separación de Cossio. “Me enamoré de Andrea pero la encontré tarde”, habría dicho Daniel a un amigo por ese entonces. Frigerio lo esperó un tiempo largo pero su indecisión la llevó a recaer en brazos de otro hombre: Lucas Bocchino, su actual marido. “Cuando Daniel pasaba por el departamento de Andrea y veía el auto de Lucas, se lo rayaba o chocaba, con lo cual casi está explicado dónde estaba el problema y por qué el final”, sostuvo Salas, compañera de trabajo de Mendoza. La ex modelo y el afamado conductor trabajaron juntos hasta el 13 de agosto de 1992, día en el cual Andrea se despidió del programa televisivo que conducían juntos. La bella dama partió, junto a Lucas, hacia New York y cuatro días después Daniel se suicidó. Sentado en su cama, con una enciclopedia médica a su lado, se disparó un tiro en el corazón y sus ojos se cerraron para siempre.