ROSA

ROSA

jueves, 8 de noviembre de 2012

David Alleno se suicido para estrenar su propia boveda






David Alleno pasó a formar parte de las leyendas del Cementerio de Recoleta por una historia jamás probada pero reiteradas veces desmentida: que toda su vida habría ahorrado para tener una parcela en Recoleta y, tras conseguirlo, se habría quitado la vida…para poder descansar en ella. Sin entrar en detalles acerca de los orígenes de tal insólita historia sin fundamento documental alguno hasta el presente, vamos a detenernos en los hechos reales que sí conocemos sobre Alleno. Este famoso cuidador era argentino, su nombre completo fue Miguel David Alleno. Su padre, Juan Alleno, era italiano y la madre, Paula Cogorno, oriental. A su fecha de nacimiento la podemos ubicar con anterioridad a 1875. Debió haber comenzado muy joven como cuidador porque su partida de defunción (1915) indica que tenía “de cuarenta a cuarenta y cinco años de edad” y en un reportaje realizado por Caras y Caretas el 10 de abril de 1909 se consigna a Alleno con 28 años de servicio, es decir que ya hacia 1881 desempeñaba su oficio y junto con su familia, había dado sepultura a víctimas de la revolución del 90. Es posible que su indefinida edad fuera mayor a la indicada en el acta de defunción. Sabemos que en 1915, año de su muerte, era rentista y vivía en Cerviño 3990. Fue allí, en su domicilio, donde falleció el 31 de agosto de 1915 a las 10 de la mañana. La causa del deceso fue señalada como “traumatismo y contusión cerebral”, se infiere que un fuerte golpe en la cabeza acabaría provocando su deceso, no sabemos si ese golpe fue intencional o accidental. El misterio queda abierto a nuevas investigaciones SINTESIS : David Alleno, un joven cuidador del cementerio que trabajò entre 1881 y 1910 cumplió su deseo de descansar en este lugar. Su historia revela un hecho insólito... Se dice que el joven se suicidó para estrenar su propia bóveda. David pensó en tener su propia escultura imitando la idea que tuvo la "Nocciolina", una vendedora de nueces, sepultada en Staglieno. Su pequeña bóveda representa a un cuidador de este cementerio con su ropa de trabajo, regadera, escoba y un enorme candado con llaves.