ROSA

ROSA

martes, 25 de diciembre de 2012

tributo al angelito Diego Alberto Santiago Rivera


tributo al angelito Diego Alberto Santiago Rivera
Un niño murió ayer, domingo, cuando su padre, de 34 años, lo atropelló en la marquesina de la residencia familiar en Coamo. La investigación preliminar apunta a que a las 6:36 p.m., Alberto Santiago Rivera detuvo su carro frente a la marquesina de su hogar en la urbanización Vistas de Coamo para mover algunas pertenencias que bloqueaban el paso sin darse cuenta que su hijo, Diego Alberto Santiago Rivera, se encontraba frente al vehículo. Al momento de iniciar la marcha, el carro golpeó al infante de un año y once meses de edad, informó el teniente Héctor Pérez Jusino. El menor fue trasladado al Hospital Menonita de Coamo por un vecino, añadió el agente. A su llegada al centro, el doctor Ignacio Cruz Pérez certificó su muerte por varias fracturas y traumas en la cabeza. La investigación a cargo del fiscal Gilberto Gierbolini se encuentra en proceso y en espera de las pruebas de alcoholemia realizadas al padre.