ROSA

ROSA

viernes, 11 de enero de 2013

Muere un bebé por las lluvias torrenciales en el Líbano

Muere un bebé por las lluvias torrenciales en el Líbano Un bebé de un mes y medio es la primera víctima mortal de las lluvias torrenciales que sufre el Líbano desde el sábado, que han provocado inundaciones, caída de árboles, desprendimientos, cierre de carreteras y caos circulatorio, dijeron a Efe fuentes policiales. El bebé murió al inundarse un campamento de beduinos en la región de Iklim el Jarrub (sureste), añadieron las fuentes, que señalaron que se han cerrado carreteras y caminos en todo el país para evitar nuevas víctimas, ya que muchos se han convertido en cauces de riadas. Está previsto que las lluvias torrenciales, que proceden de una borrasca procedente del este de Rusia, continúen durante tres días más. La Cruz Roja Libanesa anunció, por su parte, que una persona resultó herida al norte de Beirut tras el derrumbe parcial de un muro sobre la carretera y que sus equipos han tenido que trasladar a 34 personas a los hospitales desde el sábado. La caída de árboles tanto en Beirut como en las provincias ha provocado asimismo daños materiales, mientras que muchos cultivos se han visto anegados. La situación de caos reinante en el país ha provocado severas críticas contra el Gobierno en las redes sociales, por no haber tomado medidas adecuadas para prevenir el caos en las carreteras. El ministro del Interior, Maruan Charbel, aseguró hoy a la emisora "La Voz del Líbano" que las fuerzas de seguridad están en estado de alerta desde hace tres días y pidió a los trabajadores municipales que abran de manera urgente las alcantarillas obstruidas.