viernes, 11 de enero de 2013

tributo al angelito Leonel Gaspar de dos años muerto a golpes





tributo al angelito Leonel Gaspar de dos años muerto a golpes
Los vecinos del barrio Lihue habían avisado a la Policía sobre las escenas de violencia intrafamiliar que se producían en la precaria morada donde vivía la pareja imputada y encarcelada por la muerte a golpes del hijo de ella, Leonel Gaspar, de 2 años, según relataron a este portal. Una vecina, que pidió reserva de su nombre, explicó que hace dos semanas habló con quien ella identificó como un “jefe de la comisaría” que había ida al barrio por otro tema, y le relató que en la morada de la pareja se producían escena de violencia. Agregó que alertó al oficial que la pareja consumía mucho alcohol y era adicta a las drogas. Según la vecina, el policia le dijo que “ellos” no podían hacer nada si no se los ordenaba la Justicia de Familia. Otros vecinos ratificaron los relatos de esta mujer. Leonel Gaspar fue llevado al Hospital Notti en la madrugada del 31 de diciembre, al borde la muerte, por su madre, Elena Ferreto (23) y el novio de ella, Jesús Soria (21), quienes se retiraron del nosocomio luego de protagonizar una gresca con el padre biológico del niño. La vecina que habló este viernes con Diario UNO dijo que al volver del Notti la pareja prendió fuego los colchones y las pocos elementos que tenía en su precaria vivienda ubicada en las cercanías de calles Pedro Molina y Sarmiento. “Después vinieron los bomberos y no quedó ningún rastro”, explicó. La mujer dijo que vio a Elena Ferreto el domingo a la tarde en un almacén de la zona. “Ya estaba alcoholizada y muy drogada. Estaba con el bebé, que se le escapaba y ella se enfurecía. Después se fue a donde vivía y se encontró con el novio”, dijo. Ferreto y Soria fueron trasladados este viernes a prisión por el fiscal de la causa, Juan Manuel Bancalari, luego de haberles comunicado la imputación a la pareja por homicidio agravado por el vínculo, tras conocerse la necropsia de Leonel de 2 años, quien tenía severas fracturas en el cráneo, y lesiones en el estómago y tórax cuando se hizo la autopsia. Ella fue al penal de El Borbollón y él a Boulogne Sur Mer.