jueves, 28 de marzo de 2013

caso milagroso de la niña Layla Towsey





Una niña británica de tres años, Layla Towsey, ha sorprendido a los médicos al despertar del coma en el que estaba sumida desde hacía cinco días cantando el ‘Mamma Mia!’ de Abba, su melodía preferida.La historia, que parece sacada de un guión cinematográfico, sucedió en el londinense Hospital Saint Mary’s de Paddington, donde Layla recuperó la conciencia después de estar en coma aquejada de una meningitis. “Pude oirla cantando ‘Mamma Mia!’ en voz baja. No me lo podía creer“, explicó su madre, Katy Towsey, de 23 años, quien no dudó en considerar “un milagro” la recuperación de su hija.