ROSA

ROSA

jueves, 28 de marzo de 2013

Operaron del corazón a un bebé de 800 gramos


Un bebé de 800 gramos fue sometido a una cirugía a corazón abierto en el hospital Elizalde de la Ciudad de Buenos Aires, lo que representa la primera vez que se realiza este tipo de intervención en el país a un niño de tan bajo peso. El jefe de Cirugía de ese hospital, Florentino Vargas, explicó en conferencia de prensa que la inédita cirugía se realizó "bajando la temperatura del bebé a 16 grados, se le extrajo la sangre del cuerpo y se abrió el corazón" para extraer su infección. El bebé, de nombre Alan, oriundo de la ciudad entrerriana de Vasabilvaso, había nacido con 28 semanas de gestación, y tuvo una hemorragia que dañó el corazón, el cerebro y el pulmón, lo que le causaba un cuadro infeccioso que también afectó su corazón. De esta manera, los médicos hace más de un mes atrás decidieron operarlo a corazón abierto, una cirugía que realizaron en otras oportunidades, pero no en un bebé tan pequeño, aseguró Vargas. El bebé, luego de 30 días de la cirugía, pesa 1700 gramos, dijo Vargas, quien agregó que el desafío fue "hacer algo que no se hizo antes, con una conjunción de factores" que se debían sortear. Alan "nos deja mucha esperanza, hoy se alimenta y respira por sus propios medios", dijo Vargas. En tanto, la madre de Alan, Florencia Castro, de 16 años, expresó todo su agradecimiento a "todos los doctores y enfermeras que tanto hicieron no sólo por Alan sino por nosotros". "Hace poquito que lo pude levantar y tener encima mío, es algo que quería hacer hace mucho. Ver a tu hijo todo abierto, entubado y no poder abrazarlo es muy duro", dijo la joven madre, en referencia a que el bebé debió permanecer con el tórax abierto los primeros días. También la abuela del pequeño, Sandra Lencina, dio su agradecimiento a todo el equipo del hospital y sostuvo que "fueron meses muy duros, de mucho dolor y llanto para toda la familia". La mujer explicó que por trabajo se van turnando tanto ella como el papa del bebé, pero que "la mamá está siempre al lado y tiene una fortaleza envidiable, desde el primer momento ella nos dijo que Alan iba a salir de todo esto". Por su parte, Vargas adelantó que si no hay complicaciones, y Alan se mantiene en estas condiciones podría ser dado de alta cuando "su peso ronde los dos kilos y medio".