ROSA

ROSA

sábado, 20 de abril de 2013

Cinco niñas de entre 2 y 10 años se suman a la brutal ola de agresiones sexuales ocurridas en el último tiempo en la India







Cinco niñas de entre 2 y 10 años se suman a la brutal ola de agresiones sexuales ocurridas en el último tiempo en la India y que ha desatado protestas masivas en todo el país. Una menor de dos años fue presuntamente agredida por un joven de 18 años en la aldea de Minapara, luego que su madre fuera a lavar la ropa y la dejara sin vigilancia mientras dormía, según contó el padre de la niña a la policía. El agresor está detenido y bajo custodia policial. Al caso se agregan las violaciones de cuatro niñas de entre 5 y 10 años, quienes fueron a comprar productos a un tienda en la ciudad de Belatore, donde un hombre de 40 años, Rabi Lochan Dey, las atendió y posteriormente las condujo a una habitación trasera donde ejerció su agresión. "Hemos arrestado al hombre que está acusado de cometer este horrible crimen. Un informe de la primera fase de investigación ha sido presentado por los padres de las niñas y hemos enviado a las víctimas a un hospital para hacerles exámenes cuyos resultados estamos esperando", señaló la policia, según el diario Gulf News. Pero las agresiones suman y siguen, porque dos casos más salen a las luz ocurridos en el distrito de Kandhamal, estado de Orissa, hace un par de meses atrás. Los hechos habrían sido perpetuados posiblemente por jóvenes extremistas anticristianos, quienes agredieron sexualmente a dos menores cristianas de 13 años, dándole muerte a una de ellas. La agresión y muerte de una de las menores habrían ocurrido durante el festival hindú de Dussehara, que celebra la victoria de Rama sobre el mal. Una de las niñas vivía con sus padres en Bhubaneswar y mientras acudía a las celebraciones fue secuestrada por seis hombres, quienes la llevaron a un bosque y la violaron repetidamente. Tras la agresión, la menor se desmayó y fue encontrada la mañana del otro día en el lugar. La otra menor -que terminó asesinada por sus agresores- era una estudiante de la aldea de Dadamaha y tras asistir a una obras de teatro en la festividad fue atacada por un grupo de jóvenes, quienes la violaron atada a un árbol y luego la estrangularon. Su cuerpo fue encontrado al día siguiente tirado cerca de una la carretera. "Se vive con pánico en los pueblos cristianos, pero también con sentimiento de disgusto entre los activistas, sobre todo ante la actitud de la policía que no coopera", señala Fides John Dayal, un activista cristiano y colaborador de la Comisión Justicia y Paz de la Conferencia Episcopal de la India Las violaciones no sólo han afectado a menores de edad, ya que el pasado diciembre se registró un caso de brutal violación que cobró la vida de una estudiante de 23 años en Nueva Delhi. Los crímenes y violaciones han desatado, durante el último tiempo, masivas protestas en el país, donde los ciudadanos exigen castigos ejemplares para los responsables, además de nuevas leyes que protejan a las mujeres indias. Las cifras del 2011 de la Oficina Nacional de Registro de Crímenes, muestran que solo el 15% de los 95.000 casos de violación acabaron en los tribunales.