ROSA

ROSA

viernes, 26 de abril de 2013

el caso de Garron Lewis




Mató a su novia por atender el celular mientras tenían relaciones sexuales El acusado, de 46 años, la estranguló y la asfixió con un cinturón Según un testigo, el hombre le confesó llorando el crimen a un vecino Un insólito asesinato ocurrió en el condado de Milwaukee, en el estado de Wisconsin, al norte de Estados Unidos. Garron Lewis, de 46 años, mató a su mujer, Sharron Dorsey (44), mientras tenían sexo la noche del Día de Acción de Gracias. En ese preciso momento, sonó (inoportunamente) el celular de Dorsey y ella cometió el error de atender el teléfono, decisión que segundos después le costaría la vida. Según determinó la autopsia, Lewis estranguló y asfixió a su esposa con un cinturón. Un testigo relató que el asesino salió corriendo a la casa de un vecino, a quien le confesó llorando que había asesinado a su novia por atender el teléfono mientras tenían sexo. Aún continúan las investigaciones sobre quién llamó al celular de la víctima previo al crimen.