ROSA

ROSA

viernes, 26 de abril de 2013

Juan Marcelo Arce viola y asesina a su hija de un año y ocho meses





Se llamaba Milagros y sólo pudo vivir 20 meses en esta tierra. Su padre, un funcionario municipal, está acusado de haberla torturado, violado y asesinado de la manera más atroz que alguien pueda imaginar. Y lo hizo dentro de una repartición de la Alcaldía del Cercado, aprovechando su condición de encargado de Depósitos y Almacenes en la calle Baptista, casi Ecuador. Milagros fue fruto de una relación extramatrimonial de Juan Marcelo Arce de 34 años. El funcionario conoció a la madre hace tres o cuatro años y la engañó diciéndole que su esposa lo abandonó a él y a sus dos hijas. La enamoró y ella quedó embarazada pero nunca quiso casarse con la mujer de 37 años. Al nacer Milagros, su padre la reconoció pero se negaba a mantenerla y comenzó un período de discusiones por el monto de la asistencia familiar. El lunes 14 de enero, Juan llamó a la mujer y le dijo que llevara a su hijita al trabajo, que quería verla. Ella se la entregó y fue a realizar un trámite a una telefónica en el que se demoró una hora y media. Cuando volvió, el portero de la Alcaldía le dijo que Juan trasladó a la niña al hospital porque “se puso mal”. La madre fue al hospital Manuel Ascencio Villarroel y los médicos le dijeron que la niña había llegado ya sin vida y que sus lesiones en el pecho y en los genitales eran muy graves. De acuerdo a los resultados de la autopsia, Milagros murió a las cuatro de la tarde debido a una “hemorragia interna, a la ruptura del bazo y de las asas intestinales”. El informe señala, además, que la bebita sufrió la fractura de dos costillas, tenía signos de violencia en la nariz, en la boca, desgarros genitales muy graves, ruptura del colon y la cavidad abodominal llena de coágulos de sangre. La hipótesis de los investigadores es que la niña fue golpeada, violada y que luego su agresor se subió sobre su pecho y saltó sobre ella hasta matarla. Juan Marcelo Arce llevó a su hija al hospital y cambió su versión dos veces ante los investigadores. Primero dijo que su hija ensució sus pañales y que fue a comprar otros dejándola encerrada con llave en el depósito municipal. Al volver, descubrió que la niña se había atragantado comiendo un chocolate, por lo que le introdujo sus dedos a la garganta para salvarle la vida. Cuando los investigadores le preguntaron porqué llevó desnuda a la niña al hospital sostuvo que se había mojado con un vaso de agua. Empero, las ropas de la bebita estaban secas en el depósito. Después cambió su versión y admitió que él había golpeado a su hijita en el piso y al ver que no respiraba la había llevado al hospital. VIOLENCIA ANTERIOR Según un tío materno de la bebita, Juan Marcelo Arce trataba de evitar el pago de asistencia familiar ya la criatura siempre fue un obstáculo. “La mamá le pidió Bs 800 de ayuda y él le ofrecía 500 pero nunca le dio dinero y más bien intentó reconquistar a la madre para convencerla de que no le iniciara un proceso legal”. En ese interín, Juan pedía quedarse con la pequeña mientras la mamá salía a hacer diferentes gestiones y cuando ella volvía, hallaba a su hijita con moretones, rasmilladuras y otros signos de violencia. Al principio, Juan decía que la bebé se cayó, que se golpeó accidentalmente y le prometía tener más cuidado. Sin embargo, la niña mostraba rechazo a quedarse con él. El 1 de agosto de 2012, las huellas de violencia en Milagros fueron mayores. “Creo que tenía 28 días de impedimento y ella presentó denuncia contra él en la Felcc, pero Juan Marcelo y sus abogados la amenazabana diciéndole que él era pariente del alcalde Edwin Castellanos y que con la ayuda de su esposa, la fiscal Mancilla, el caso no iba a prosperar y fue así, no avanzaba el caso que el Ministerio Público debía seguir de oficio”. La fiscal y esposa del alcalde, Claudia Mancilla, negó que ella o la autoridad municipal tengan algún parentesco con Juan Marcelo Arce. “No, de ninguna manera es nuestro pariente y aunque hubiera sido un familiar, jamás podríamos interceder por alguien que comete un delito, cualquiera que fuere, si esta persona ha levantado nuestros nombres para pretender salir impune, vamos a iniciarle un proceso legal porque no es así”, sostuvo Mancilla. Investigadores y forenses coincidieron en que es el crimen más atroz que vieron a lo largo de sus respectivas carreras. “El alcalde será el acusador” La Alcaldía Municipal del Cercado se convertirá en parte acusadora contra Juan Marcelo Arce, quien usó predios estatales para cometer un delito tan grave contra una criatura que ni siquiera podía pedir auxilio, dijo ayer la directora de Género y Generacional Raquel Melgar. “Esta persona podría tener rasgos psicopáticos, pero eso no justifica lo que hizo, él trabajaba en esta institución y es una persona responsable de sus actos, lo que vamos a pedir es que todo el peso de la ley caiga sobre él y el mismo señor alcalde se está haciendo parte de la imputación”, sostuvo la autoridad. Los investigadores de Homicidios preparan una segunda inspección a la escena del crimen porque debido a la gravedad del daño en los genitales de la niña, no descartan que el agresor haya usado un objeto para abusar de la menor. Juan Marcelo Arce dijo ayer que el forense le comentó que la bebé no fue violada. “Ella se atragantó con un chocolate, yo no la toqué” señaló. 2 denuncias existen en contra de Juan Marcelo Arce. La primera data del 1 de agosto de 2012 cuando golpeó a su hija y la dejó llena de hematomas y la segunda, cuando la vejó y asesinó en predios de la Alcaldía.