ROSA

ROSA

sábado, 20 de abril de 2013

Niña india con la cabeza hinchada a la espera de un milagro




Tiene sólo 18 meses de vida y solo un milagro puede salvarla. La pequeña Roona Begum, que vive en humilde localidad rural de la India, sufre de un tipo de hidrocefalia que provoca que su cabeza se haya hinchado más de 91 centímetros de diámetro. Su condición, que puede llegar a ser mortal, se genera debido a la acumulación de líquido cefalorraquídeo en su cerebro. Su padre, un joven de 18 años, dijo estar rezando para que un milagro salve a su pequeña hija. "Día a día, veo como su cabeza crece desde el día que nació", declaró a la agencia AFP, Abdul Rahman. Agregó, además que "es muy difícil ver lo mucho que sufre. Rezo muchas veces al día por un milagro o por algo que haga que mi hija se sienta mejor".