ROSA

ROSA

viernes, 26 de abril de 2013

Una pareja ultrarreligiosa deja morir dos hijos por no ir al médico

Una pareja ultrarreligiosa deja morir dos hijos por no ir al médico En el año 2009 dejaron morir a su hijo de dos años de neumonía. Fueron condenados por homicidio involuntario, pero no entraron en prisión.Un matrimonio de Filadelfia ha dejado morir a su bebé por no acudir al médico por motivos religiosos. Se trata del segundo hijo de la pareja que fallece al no ser atendido. Herbert y Catherine Schaible, quienes pertenecen a una iglesia fundamentalista cristiana que cree en la curación a través de la oración, fueron condenados a 10 años de cárcel por haber dejado morir en el año 2009 a uno de sus hijos de neumonía. Sin embargo, la condena no hizo que entraran en prisión y quedaron en libertad con la condición de procurar cuidados médicos al resto de sus hijos. Ahora, cuatro años después de que su hijo Kent muriera, el pequeño de los Shaible, de tan sólo ocho meses, ha fallecido tras pasar varios días con problemas respiratorios y con diarrea. En vez de llevarle al hospital, sus padres se limitaron a rezar por su curación. Tras este segundo caso, el juez Benjamin Lerner considera que ambos han violado los términos de su libertad condicional, por lo que podría decretar su ingreso en prisión