ROSA

ROSA

miércoles, 15 de mayo de 2013

TRIBUTO AL ANGELITO BRANDON HOLT






Un niño de 4 años mató de un tiro en la cabeza accidental a otro de 6, Brandon Holt, con el que jugaba en Nueva Jersey (noreste de Estados Unidos), dos días después de un incidente mortal con armas que también involucró a un menor de 4 años en Tennessee (sur). Los hechos ocurrieron el lunes por la noche en la pequeña ciudad de Toms Rivers, a un centenar de kilómetros de Nueva York. El niño de 4 años que jugaba fuera de su vivienda jugando con Holt, había encontrado en su casa un rifle del calibre 22 cargado, según las autoridades. Todavía se desconoce cómo se produjo el disparo, pero la bala quedó en el cerebro de la víctima, hospitalizada en estado grave; el pequeño Brandon, el menor de tres hermanos, falleció horas después en el hospital. Recibió el impacto de bala cuando estaba sentado tranquilamente en un carrito de golf, a unos quince metros de distancia del pequeño con el fusil. Los padres del pequeño que realizó el disparo, se encontraban también en las inmediaciones de la vivienda cuando escucharon el disparo. Una vecina aseguró a los medios de comunicación que vio a la Policía llevarse al menos diez armas de fuego de la vivienda del menor que realizó el disparo. Así, Debi Coto señala en palabras recogidas por los medios norteamericanos que"es terrible, todavía no puedo creer lo que está pasando. Acabábamos de llegar a casa de hacer unos recados y de repente vimos a la Policía, a una mujer y al niño en la camilla...". Por su parte, Daniel Watkins, tío de Brandon, ha señalado a la CNN que "es difícil de afrontarlo. Esto es algo que no debería haber sucedido; es horrible". Los vecinos no dan crédito, sobre todo al hecho de que las armas estuvieran tan al alcance de la mano del pequeño. "Lo mínimo es que por lo menos los padres tuvieran las armas bajo llave. Si uno tiene armas, que sea responsable", aseguró uno de ellos. Otro niño mató a la mujer del sheriff Dos días antes, otro niño de cuatro años disparó contra la esposa de un sheriff adjunto en Lebanon, Tennessee, durante una comida familiar. Según la policía, el agente estaba mostrando su colección de armas cuando intervino el niño. "Sólo fueron necesarios unos pocos segundos para que el niño entrara a la sala sin que se dieran cuenta, tomara el arma y saliera el disparo", explicó el jefe de policía Robert Bryan en la cadena de televisión local WTFV. La víctima, Josephine Fanning, de 48 años, murió en el acto. Pero además, los medios recogen que hace una semana una chica joven murió dentro de un coche cuando un niño con el que estaba encontró un arma en la guantera y disparó. Estos dramáticos acontecimientos con armas de fuego ocurren cuando el presidente Barack Obama volvió a prometer este lunes seguir luchando para reforzar la legislación sobre la venta de armas de fuego, pese a una fuerte oposición del Congreso, tres meses después de la matanza en Newtown (Connecticut), en la que murieron veinte niños y seis adultos. Asimismo, este jueves se podría votar por primera vez en el Senado de Estados Unidos sobre el control de las armas. Leer más: Un niño de 4 años mata con un rifle a un amigo de 6 en EEUU mientras jugaban