lunes, 2 de junio de 2014

gladiador romano

Recibía el nombre de gladiador quien batallaba con otro, o con una bestia, en los juegos públicos de la Antigua Roma. La teoría más aceptada sobre el origen de este vocablo es que deriva de la palabra gladius, la espada que utilizaban. Y se dice que provenían de los ritos ancestrales etruscos. Se dice que los ritos etruscos se conformaban de celebraciones funerarias donde se honraba al fallecido con peleas entre esclavos, sin embargo ya que la cultura etrusca fue asimilada de forma homogénea no quedan registros de la verdadera naturaleza de estos cultos Dependiendo por su manera y forma de combatir existían varias clases de gladiadores: mirmillón, tracio, etc. El nombre con el que eran conocidos dependía de si llevaban cascos, o de la forma del mismo, escudo, espada o red..., o incluso la habilidad que poseían para la lucha. El combate se dividía en varias partes, e iba desde el momento en que atravesaban la ciudad mientras se dirigían al anfiteatro, hasta que se declaraba victorioso uno de los gladiadores y era premiado con palmas, coronas adornadas de cintas y en los tiempos del Imperio una cantidad de dinero.